A empresa canadiense: YPFB planteó certificar reservas sólo de Margarita por $us 285 mil

El presidente del Concejo Municipal de Cercado, Alfonso Lema Grozs, indicó que este trabajo tenía un costo de 285 mil dólares, para que presente los documentos y dar lugar a la firma del contrato y la realización del trabajo.

Fernando Barral Zegarra

La petrolera estatal de Bolivia, YPFB, en septiembre del año pasado, comunicó a la empresa GLJ Petroleum Consultans, empresa canadiense, para que haga la certificación y cuantificación de reservas de hidrocarburos en el Campo Margarita.
La información fue revelada por el presidente de los concejales de Tarija, Alfonso Lema Grozs, al indicar que este trabajo tenía un costo de 285 mil dólares, para que presente los documentos y dar lugar a la firma del contrato y la realización del trabajo.
No hay información sobre si esto efectivamente se cumplió, lo único oficialmente publicado es la comunicación a la empresa canadiense para que presente los documentos, explicó Lema Grozs al mostrar documentos sobre su información.
“Ojalá que en las próximas horas esta información pueda ser aclarada y transparentada por parte de la empresa nacional que es Yacimientos”, según el concejal al añadir que no hay información sobre la posibilidad de certificación de reservas de gas de Bolivia.
Al decir que en los últimos días se habló mucho de la certificación de reservas en el país, reveló que en el programa anual de contrataciones de YPFB efectivamente existe el proyecto para contratar una consultora para cuantificar y certificar las reservas.
Reconoció “esto debería haberse iniciado a mediados de junio de este año; sin embargo, no hemos encontrado documentación que pueda certificar que se hizo el proceso de contratación, si se adjudicó alguna empresa consultora para efectuar este trabajo”.
Al admitir que también desconoce si se efectuó o no esta tarea, Lema hizo notar que lo único efectivo existente es la certificación en el programa anual de contrataciones y la declaración del gobierno que se hace el trabajo de certificación de reservas.
Lema recordó que la última certificación de reservas en Bolivia es del año 2013 cuando se dijo que había 10,45 Trillones de Pies Cúbicos (TCF) de gas natural, se estima que de ese año al actual las reservas bajaron a ocho TCF, si es que no hubo ninguna reposición de reservas.
El concejal hizo su estimación en base a la exportación de gas a Brasil y Argentina, y el consumo interno que totalizaría 0,8 TCF anual, “por eso es necesaria la certificación para saber cuánto se ha repuesto además del consumo que hubo”.
Para Lema es necesario conocer oficialmente con cuánto de reservas cuenta el país, reservas probadas, probables, posibles, “Eso permitirá una mejor planificación para los próximos años para negociar y proyectar nuevos mercados”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *