CRÉDITO: agencias.

Boca gritó campeón por la derrota de Banfield ante San Lorenzo

En el Bajo Flores, el equipo de Aguirre venció 1 a 0 al de Falcioni con un gol de Belluschi. Así, los da Barros Schelotto, que visitarán hoy a Olimpo, celebraron el título sin jugar.

AGENCIAS

Banfield no pudo ganar y el fútbol argentino tiene a un nuevo campeón. Boca se consagró ayer, un día antes de jugar su anteúltimo partido, gracias a que el Taladro cayó por 1-0 en el Nuevo Gasómetro. El gol que ayudó al equipo de Guillermo Barros Schelotto lo hizo un ex River: Fernando Belluschi.
Comenzó teniendo la pelota San Lorenzo. Pero la primera opción de peligro la tuvo el Taladro. A los 5 minutos, Nicolás Navarro salió mal a despejar un tiro libre de Brian Sarmiento y en el rebote, Gonzalo Bettini no pudo darle con buena dirección a su remate. Sonrió Boca con ese disparo desviado.
Pasó el susto y el Ciclón comenzó a crecer en el juego. Tanto Bautista Merlini como Fernando Belluschi intentaron jugar a la espalda de Cecchini-Remedi y a partir de allí creció el local. La primera clara del equipo de Diego Aguirre llegó a los 15, con un remate de Belluschi, que se fue desviado.

El partido se volvió trabado en el medio y el que perdió fue el fútbol. San Lorenzo se fue al descanso siendo un poco más, con Banfield a la expectativa para dar el zarpazo.
No fue muy distinto el comienzo del segundo tiempo. Aunque esta vez sí llegaron las situaciones de gol para San Lorenzo. Y claro, los goles también.
A los 11 minutos, Belluschi llegó la puerta del área, tocó para Néstor Ortigoza y el mediocampista, que fue ovacionado ante la posibilidad de partir del Ciclón, sacó un pase mágico de la galera. Belluschi quedó mano a mano con el arquero y la picó ante la salida de Hilario Navarro. Golazo.
Tras la conquista, el local siguió con el control de la pelota gracias a que logró dominar en la mitad de la cancha. Banfield pudo reaccionar tarde y no le alcanzó. Encima, sobre el cierre, el árbitro Espinoza cobró un polémico penal de Navarro a Nicolás Blandi, que Ortigoza tiró afuera.
Eso fue lo último. Boca se consagró, el gran sueño de Banfield se terminó y San Lorenzo se acercó a la clasificación a la Copa Libertadores 2018.

CRÉDITO: agencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *