Campaña internacional: Conferencia de Tiquipaya puso en marcha movilizaciones contra la xenofobia y discriminación

El Gobierno boliviano se comprometió a hacer resonar la “voz unida” de los pueblos del mundo en Naciones Unidas, el Vaticano y en toda la comunidad internacional, al referirse a las conclusiones del foro internacional.

AGENCIAS

La viceministra de Gestión Institucional y Consular, Carmen Almendras, afirmó este domingo que la Conferencia Mundial de los Pueblos ‘Por un mundo sin muros hacia la ciudadanía universal’, que se realizó en la ciudad de Tiquipaya, puso en marcha una campaña internacional contra la xenofobia y la discriminación.
“Los que se han reunido en la conferencia mundial de los pueblos han llamado a la unidad de las organizaciones sociales de los movimientos populares en contra de todos quienes plantean muros”, dijo en una entrevista con medios estatales.
La Conferencia Mundial de los Pueblos se realizó el martes y miércoles en Tiquipaya, Cochabamba, con la participación de 4.000 personas de 43 países de cuatro continentes.
“Ha sido una cumbre anti muros, anti vallas, en contra de todas las personas, de los gobiernos que quieren separar los pueblos (…), en base al miedo intentan ver al otro, al extranjero, como amenaza a su seguridad que luego provoca xenofobia y discriminación, pero también muros mediáticos”, explicó Almendras.
En ese foro también participaron los exmandatarios de España, José Luis Rodríguez Zapatero; de Colombia, Ernesto Samper; y de Ecuador, Rafael Correa, y el presidente de Bolivia, Evo Morales, anfitrión de esa conferencia que recibió el parabién del papa Francisco, quien pidió, a través de una carta, allanar los mecanismos para la creación de una cultura del encuentro, la solidaridad y la cooperación entre los pueblos.
“Los movimientos populares en Cochabamba han indicado que van a difundir los contenidos, que van a organizarse, que van a hacer movilizaciones a escala o movilizaciones llamativas en fechas concretas que seguramente las vamos a ir registrando hasta el año 2018”, hasta la negociación del Pacto Mundial que se celebrará en Naciones Unidas, agregó Almendras.
El Gobierno boliviano se comprometió a hacer resonar la “voz unida” de los pueblos del mundo en Naciones Unidas, el Vaticano y en toda la comunidad internacional, al referirse a las conclusiones del foro internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *