Lic. Lidia Campos Miranda Editora de Agencias

Corrupción política

Lic. Lidia Campos Miranda
Editora de Agencias

Trasgredir las normas se ha vuelto algo cotidiano que no sorprende, sobretodo en una sociedad en la que los valores decayeron y la violencia se generaliza sin poder ser controlada de manera eficaz.
Si hablamos de corrupción, debemos reconocer que esta es una realidad mundial, que lamentablemente limita las posibilidades de desarrollo de los pueblos, dependiendo sobretodo de la madurez política de cada país.
Para que exista corrupción, existen sin duda corruptos, aquellos que abusan del poder que detentan, lo mal utilizan y actúan como déspotas dejando de lado no solo las normas legales vigentes, sino los principios y valores que deben caracterizar a toda persona en la sociedad.
La corrupción no solo se genera en las instituciones públicas, sino en el ámbito privado, en cuyo caso se puede hablar de corrupción empresarial o de tráfico de influencia entre el sector privado y el público, de acuerdo a los sistemas políticos.
La permanencia prolongada en cargos públicos, son un parámetro que facilita el abuso de poder y la corrupción.
La falta de transparencia en la en la gestión pública produce movimientos de recursos sin control afectando a la economía y al logro de metas vinculadas al desarrollo humano.
Diversos estudios sociológicos y económicos demostraron que son los entornos socioculturales en los que hay grandes índices de corrupción, evasión fiscal o fraude. Debido a que las personas se dejan guiar por acciones que les lleven a un máximo beneficio personal.
Ante esta realidad como ciudadanos debemos no solo tomar conciencia sino acción en un control fiscalizador, que permita transparentar y denunciar estos hechos sin temor y en cumplimiento de la ley vigente.