Expresiones de rechazo a la violencia contra la mujer.

Cuatro feminicidios este año: “Ni Una Menos” convocó a una marcha en contra de la violencia hacia la mujer

El movimiento de mujeres que hace seguimiento a los casos de violencia de género, que se presentan en Tarija saldrá a las calles en una marcha el 24 de noviembre, para exigir a las autoridades políticas que puedan frenar la violencia que sufren las mujeres.

Osmar Arroyo

Rocío Gutiérrez León, miembro del movimiento “Ni Una Menos” en Tarija, convocó a la población a participar de la marcha que se realizará el viernes 24 de noviembre, desde el Cementerio General, para luego recorrer diferentes calles de la ciudad, contra los hechos de violencia hacia las mujeres.
Explicó que la marcha comenzará a las 15.00 horas y señaló que no hubiese hecho falta llevar adelante este tipo de protestas, o conformar un movimiento, si es que las autoridades tendrían un trabajo eficiente y competente para poner un freno a este tipo de flagelo.
La vocera de “NI Una Menos” en Tarija, Alba Van Der Valk, en una entrevista en el programa Entre Líneas de radio Máxima remarcó que coordinan acciones a través de las redes sociales. Precisó que son más de dos mil personas que se comunican por estos medios digitales y de manera activa, además quienes participan en varias otras acciones superan las 60 mujeres.
Explicó que la violencia en Tarija ha llegado a situaciones extremas, son cuatro hechos de feminicidio que se presentaron en el Departamento en lo que va del año.
Dos casos de feminicidio se dieron en San Lorenzo. El primero de Isidora y el segundo de Dayana. El caso de Orlanda se registró en Bermejo y de Jerónima en Yacuiba. Reiteró que son las cuatro mujeres que perdieron la vida, en hechos de feminicidio en lo que va del año.
A estos casos se suman otros dos a los que hace seguimiento el movimiento “Ni Una Menos”; uno de ellos registrado el 30 de octubre en la comunidad de San Lorenzo, cercana a Camiri en el departamento de Santa Cruz, que terminó con la vida de Janet Herrera de 27 años de edad, quien fue victimada por su esposo este, al momento, se encuentra prófugo. Aunque el caso se registró en otro Departamento, la víctima vivía en Villa Montes y se fue por motivos de trabajo a esa región.
Otro hecho de feminicidio sucedió en Villa Montes el 2014; sin embargo, recién este año fue detectado.

Falta de acciones oportunas
La representante de la Defensoría del Pueblo en Tarija, Carola Romero Pacello, señaló que es cuestionable el tratamiento y la falta de una oportuna atención a los casos de violencia en contra de la mujer.
Mencionó que si bien se tuvieron diversas sentencias condenatorias, dentro de las investigaciones hubieron una serie de falencias como la toma de muestras, la preservación de las mismas, no se contó con juicios con pruebas madres; es decir, prueba de ADN en los casos de violencia sexual y las pericias no fueron hechas de manera oportuna, entre otras observaciones.
Remarcó que los hechos de violencia en contra de la mujer se encuentran al nivel de los delitos comunes y que desde la vigencia de la Ley de Lucha contra la Violencia hacia la mujer, el año 2013, a la fecha no se cuenta con los Juzgados especializados necesarios para atender todos los casos.
Alba Van Den Valk indicó que muchos de los casos que terminaron en feminicidio ya tenían denuncias de violencia, pero no fueron atendidos de la manera que debían ser tratados.
Mencionó que muchos de los funcionarios, que atienden estos casos, no entienden muy bien de los hechos de violencia. En otros casos no cuentan con los recursos necesarios, para una atención oportuna.
Comentó que en el último caso de feminicidio registrado en San Lorenzo, la mujer que fue victimada había presentado, en varias oportunidades, denuncias por hechos de violencia, incluso testigos del maltrato que sufría; sin embargo, esos hechos terminaron con su vida y ahora lo único que queda es una familia destruida y los hijos ahora viven con sus tíos, porque el hombre, después de matarla, se quitó la vida.

Presupuesto para programas de género
Van Der Valk señaló que a nivel departamental, la partida 25, debe destinarse para programas de género y que debe estar incluida todos los años en el Plan Operativo Anual POA de la Gobernación, para darle la funcionalidad necesaria. Sin embargo, para el próximo año se inscribieron recursos para programas de género que ni siquiera llegan el 1% del presupuesto departamental.
Como movimiento “NI Una Menos”, a través de la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija ALDT, piden que incluya programas y proyectos además de la entrega de una política pública, que fue elaborada de manera participativa con mujeres de todo el Departamento, de la que piden su aplicación a la Gobernación, para lo que deberán destinar mayor cantidad de recursos económicos.
Señaló se requiere poner en marcha una instancia departamental, para trabajar en la transversalidad del tema de género.

El 70% de la carga procesal en Tarija son casos de violencia hacia la mujer
Alba Van Der Valk también precisó que, en una reunión con el fiscal de distrito, Gilbert Muñoz, a principios de año, se hizo conocer que de la carga procesal en el Departamento el 70% corresponde o están relacionados con hechos de violencia hacia la mujer.
Mencionó que en el país sólo el 20% de los casos son denunciados a las instituciones públicas, el resto queda en el silencio y de acuerdo a cifras, que se hicieron conocer a nivel nacional, el 80% de las mujeres sufrieron algún tipo de violencia en algún momento de su vida.