Adrian Oliva Alcázar, gobernador de Tarija, que ayer cumplió dos años de gestión al frente de la administración departamental, la cual fue entre altas y bajas.

Durante su gestión: Gobernador Oliva admitió 2 años de contexto adverso, de pobreza y problemas

Respecto la búsqueda de crédito bancario informó que esperan que la ASFI (Autoridad de Control y Fiscalización del Sistema Financiero) se pronuncie, pero están haciendo el seguimiento de los trámites efectuados, sin embargo la gestión no está en manos de la Gobernación.

Fernando Barral Zegarra

El gobernador Adrián Oliva Alcázar a dos años del inicio de su gestión, que se cumplió este 6 de junio, afirmó que le tocó administrar pobreza, problemas, un Departamento que no tiene los ingresos del pasado pero que sigue teniendo muchas dificultades no superadas.
“Mi presupuesto es cercano a la tercera parte de lo que había antes en este Departamento, si hubiéramos tenido el volumen de recursos que se manejaron hubiéramos avanzado a otro ritmo, hubiéramos desarrollado otras iniciativas más”, declaró.
El problema, a decir de Oliva, antes de inspeccionar el velódromo en la Villa Olímpica, es que en la anterior gestión se acabó la bonanza económica, el Departamento continúa con muchas dificultades del pasado que no se superaron hasta ahora.
Sobre si se siente huérfano del apoyo del gobierno central, contestó que siente que eso debe ser parte de una reflexión general, dejar de lado la política cuando se habla de gestión, pero dejar verdaderamente, no sólo en apariencia.
Aseguró que “son dos años de grandes desafíos, recibimos un Departamento con muchos problemas, pero día a día estamos saliendo adelante, estamos reactivando muchos proyectos, estamos encaminando el departamento hacia el rumbo que queremos”.
Oliva dijo sentirse en paz, hubiera querido hacer muchas cosas más; sin embargo, el contexto fue muy adverso, más de lo esperado, aunque bajo esas condiciones el Departamento está saliendo adelante, logrando resultados importantes.
“Hemos reorientado el curso de la gestión del gobierno departamental, definimos las prioridades y ahora estamos reactivando la economía del Departamento que es algo fundamental”, prosiguió al explicar sobre estos dos años de gestión.
Sobre las críticas del asambleísta Mauricio Lea Plaza Peláez de que faltó creatividad y experiencia a la gestión, contestó que seguramente menciona eso por sus años. Respecto la crítica del legislador Luis Pedraza Cerda, que calificó de fracaso los dos años, contestó:
“Bueno, supongo que él debe tener sus razones”. El gobernador tras sus declaraciones fue a inspeccionar el velódromo en ejecución, después de que prácticamente quedó paralizado tras la suspensión del gobernador Mario Cossío Cortez, el 16 de diciembre de 2010.
Respecto la búsqueda de crédito bancario informó que esperan que la ASFI (Autoridad de Control y Fiscalización del Sistema Financiero) se pronuncie, hacen el seguimiento de los trámites efectuados, la gestión no está en manos de la Gobernación.
Consultado si no está demorándose demasiado la gestión, si hay predisposición en el gobierno nacional, contestó que espera que así sea, no quiere pensar lo contrario, ya es tiempo de que deberían tener una respuesta.

Adrian Oliva Alcázar, gobernador de Tarija, que ayer cumplió dos años de gestión al frente de la administración departamental, la cual fue entre altas y bajas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *