El derecho a la participación

Lic. Lidia Campos Miranda
Editora de Agencias

La búsqueda de espacios de participación en diversos contextos, ha sido una constante a lo largo de los años de historia democrática de Bolivia.
La participación vista a través de las leyes vigentes como un derecho, muchas veces es restringida y coartada, quebrantando así la generación de espacios de debate sobre temas de interés común.
El objetivo de los espacios de discusión es fomentar un debate productivo y con conocimiento de temas de la actualidad, a fin de promover interacción y construcción de nuevos planteamientos en la sociedad.
La participación ciudadana en el entorno político puede darse de dos maneras, representando un partido político o agrupación ciudadana, y a su vez el ejercicio del derecho al voto como una manera de participar de un proceso que reafirma la democracia.
La participación ciudadana es una práctica que el ciudadano debe realizar garantizando así el crecimiento de las personas en los ámbitos político, cultural y social.
Las expresiones culturales son un buen ejemplo de participación ciudadana, debido a que las mismas promueven la identidad de los pueblos alimentando las raíces culturales y étnicas.
El derecho a la participación deber ser ejercido en todos los ámbitos posibles, complementando el ejercicio de ciudadanía y el aporte decidido a la sociedad desde el rol que se desempeña.
Participar es un proceso de construcción y aprendizaje conjunto, que contribuye al desarrollo de sociedades más democráticas.
Es tomar parte en las decisiones, proponer en la solución de conflictos, comprometerse y defender opiniones.
Participar también implica ejercer el derecho a la disidencia, a pensar diferente, sin dejar de respetar la diferencia de los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *