“El Tigre” era buscado: Policías capturaron a prófugo de asesinato en la “casa satánica”

Abusaron sexualmente de una mujer, a quien colocaron un alambre en el cuello y procedieron a golpearla “de manera muy violenta con patadas y puñetes”.

Mario Enrique Espinoza

En un trabajo intenso el Servicio de Inteligencia de la Policía, en pasadas horas, logró detener a Raymundo Gutiérrez Caro, alias “el Tigre”, quien es el principal implicado en el caso del asesinato en la denominada “casa satánica”, informó el comandante departamental de la Policía, Alfonso Mendoza Arze.
El hecho pasó el uno de febrero del año 2015, donde Alberto Rodríguez López, alias “el Cascarón”, René Castro Budia (fallecido), “el Tigre” y Glismer Rojas Rodríguez consumían bebidas alcohólicas en la denominada “casa satánica”.
En esa oportunidad abusaron sexualmente de la única mujer que les acompañaba, a quien colocaron un alambre en el cuello y procedieron a golpearla “de manera muy violenta a patadas y puñetes”, el informe forense determinó muerte por asfixia mecánica por ahorcamiento.
Castro Budia intentó defenderla y por ello recibió golpes en la cabeza, y su muerte fue por traumatismo encéfalo craneano, rememoró Mendoza.
Tras las primeras investigaciones la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen FELCC, detuvo a “el Cascaron” quien ya tenía antecedentes por robo, actualmente se encuentra en el penal de Morros Blancos.
Mientras que “el Tigre” se dio a la fuga, pero tras el trabajo del Servicio de Inteligencia de la FELCC, en pasados días se llega al barrio San José y en la calle Méndez esquina calle Tomás Prieto, se lo detecta consumiendo bebidas alcohólicas con cinco personas más.
Al principio dio datos falsos, para no ser detectado, pero al ser trasladado a dependencias policiales determinaron quién era y se realizó una audiencia de medidas cautelares donde la justicia determinó la detención preventiva de “el Tigre” en el penal de Morros Blancos.
El caso se encuentra en manos del Ministerio Público para que se realicen las investigaciones correspondientes, finalizó el comandante policial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *