El bus de la empresa de transportes Tarija, que originó el accidente y el corte de energía eléctrica.

En el barrio Petrolero: Una flota derribó postes, cables y un transformador eléctrico en Yacuiba

El conductor al querer voltear chocó contra un poste de la calle Libertadores, inclinó el vehículo e hizo un extraño giro hacia la izquierda.

César Augusto Estevez

Un bus sin pasajeros de la empresa de transportes Tarija con el número de control 79, que venía de la zona norte hacia el sur, derribó dos postes de electricidad, cables y un transformador que estaban en la calle 11, entre Libertadores y Abaroa 2 del Barrio Petrolero, luego el conductor fue a descansar cerca del almacén de la empresa Rodo.
Según los vecinos, el chofer estaba en estado de ebriedad y vino haciendo zigzags con el motorizado. Aún se desconoce su nombre porque fugó del lugar, dejó el bus estacionado sobre postes quebrados y cables derribados, explicó el sargento César Laura, técnico de Tránsito.
El incidente ocurrió a las 23.45, el conductor al querer voltear chocó contra un poste de la calle Libertadores, inclinó el vehículo e hizo un extraño giro hacia la izquierda de la calle 11 donde chocó con la subestación, conformada por dos postes, donde estaba instalado el transformador que abastece de energía a los barrios Petrolero y Los Paraísos, que están frente a frente.
La empresa de Servicios Eléctricos de Tarija Setar, con sus cuadrillas de trabajadores, empezó a realizar los arreglos con la reposición de los postes, un transformador nuevo, separó los cables ensartados en el bus Tarija que derribó la parte frontal del vehículo, el cual finalmente no pudo controlar.
Las cuadrillas de trabajadores de Setar acudieron al lugar, debido a que el cableado estaba tirado en el piso y todo el sector había quedado sin energía eléctrica, por el derrumbe de los dos postes donde estaba ubicado el transformador, que por el fuerte impacto quedó inutilizado y regado por la vía.
Los servicios de emergencia tuvieron que esperar a que la empresa Setar reponga el suministro en aproximadamente unas tres o cuatro horas, para luego iniciar la reparación del cableado y colocación de nuevos postes del tendido eléctrico; ante la espera de los vecinos de la zona del mercado campesino, que se vieron perjudicados, explicó el gerente de Setar, Miguel Ángel Arcienaga.