En este estado quedaron la moto y sus dos ocupantes. El conductor está con muerte cerebral.

En el barrio San Jerónimo: Dos jóvenes ebrios chocaron en moto y uno quedó con muerte cerebral

La moto no tenía placa, el conductor no usaba casco y estaba con aliento alcohólico; además circulaba con exceso de velocidad en la zona .

Mario Enrique Espinoza

Dos jóvenes circulaban en una moto sin placa, sin usar casco, en estado de ebriedad y con exceso de velocidad, por lo que al doblar en una esquina del barrio San Jerónimo impactaron de frente contra una vagoneta, por la fuerza del impacto el conductor de la moto quedó con muerte cerebral.
El informe lo dieron el director departamental de Tránsito, Sadid Ávila Vásquez y el jefe de Relaciones Públicas de la Policía Boliviana, Luis Carvajal.
El señor Ricardo Marcelo Toro Villegas de 42 años de edad, conducía su vagoneta Mitsubishi con placa de control 994-PCC por el barrio San Jerónimo; cuando recorría la calle Ibibobo con dirección de Oeste a Este, en la esquina de la avenida Alto de la Alianza, apareció una moto a gran velocidad.
La moto era conducida por un joven de 19 años de edad de nombre Kevin Palenque Rodas, iba con un acompañante, también de 19 años, de nombre Luis Gilberto Cabrita Ávila, ambos naturales de Villa Montes.
Tras impactar al costado derecho de la vagoneta, la moto y los dos ocupantes rebotaron del vehículo para quedar sobre la capa asfáltica sobre la vía.
El conductor de la moto quedó politraumatizado con herida abierta grave y tras ser evaluado al Hospital Regional San Juan de Dios, pero cerca de las 03:00 fue trasladado hasta una clínica privada.
En esa clínica le diagnosticaron muerte cerebral, el caso fue puesto a conocimiento del Ministerio Público para las investigaciones correspondientes.
Las autoridades policiales volvieron a hacer énfasis en el uso del casco de seguridad, pese a que los motociclistas cuentan con los mismos, no los usan de forma adecuada o n la cabeza, asimismo circulan a altas velocidades y en estado de ebriedad, lo que hace más peligroso el conducir una moto.