El gobernador regional, José Quecaña, con el secretario de Finanzas del Gobierno Autónomo. CRÉDITO.- César Estevez.

Esperan programación de recursos: POA del Gobierno Regional fue registrado en el Sistema de Gestión Pública Sigep

La programación de recursos y gastos, de la unidad territorial autónoma, tiene que ser única para toda región y debe estar sujeta a la definición de fuentes de financiamiento para el ejercicio de las competencias que establecen el Estatuto Autonómico Regional y la Ley Marco de Autonomías.

César Augusto Estevez

El secretario de Economía y Finanzas, Ivar Cruz, informó que el anteproyecto del Programa Operativo Anual POA y presupuesto 2018 del Gobierno Autónomo Regional del Gran Chaco, fue registrado en el Sistema de Gestión Pública Sigep, con techos presupuestarios fijados por los ejecutivos seccionales de Villa Montes y Caraparí, más los programado por el gobernador regional.
De acuerdo con la explicación, el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas instruyó que la programación de recursos y gastos, de la unidad territorial autónoma, tiene que ser única para toda región y debe estar sujeta a la definición de fuentes de financiamiento para el ejercicio de las competencias que establecen el Estatuto Autonómico Regional y la Ley Marco de Autonomías.
En ese sentido afirmó que el temor de las autoridades de las secciones municipales de Yacuiba y Caraparí es infundada, toda vez que el POA-2018 contempla para la región un presupuesto de 700.189,740 bolivianos, que corresponde a la programación presentada por los ejecutivos: 200.314,610 a Caraparí, 234.783,517 a Villa Montes y Yacuiba 265.094,613 bolivianos.
Sobre las observaciones del ejecutivo de Caraparí, Lorgio Torrez, respecto de la ausencia de recursos para realizar transferencias a la Empresa Tarijeña de Gas Emtagas, Cruz afirmó que el Ministerio del ramo observó la programación porque no tiene el marco legal, en tanto no se realicen las adendas de los convenios suscritos por las anteriores subgobernaciones; entre tanto los recursos se encuentran en la partida presupuestaria Previsiones a la espera de la adenda para su reposición.
Por otro lado afirmó que la nueva realidad autonómica exige que la estructura técnica administrativa, de la entidad regional, deba fortalecerse sin incrementar el techo presupuestario. Ello supone contar con menos recursos humanos, pero con la capacidad de ser un referente de gestión pública y modelo de planificación, eficiencia y eficacia para el desarrollo sostenible.
“Este es un desafío que asume Yacuiba a nombre de la región, considerando que es el espacio donde se debe llevar adelante una planificación conjunta de la gestión pública, lo que exige un mayor grado de especialización y conocimientos en los profesionales y técnicos del área”.