Daniel Rodmy Alvarado Jaimes con su guitarra, instumento al que le tiene pasión y mucho cariño.

Guitarreando con Daniel Rodmy Alvarado Jaimes

Tarijeño de corazón y nacido en Villazón, ha sido parte del grupo de músicos que acompañan a renombrados artistas en el Departamento y del país.

Claudia Vedia

Daniel Rodmy Alvarado Jaimes, nació el 23 de junio de 1992 en la ciudad de Villazón, provincia Modesto Omiste del departamento de Potosí. Aún pequeño tuvo que dejar su tierra chicheña, porque su madre, Mirian Jaimes, se propuso estudiar en la universidad en busca de nuevos horizontes. Esta decisión los trajo a Tarija, llegaron el 2 de enero del año 2000.
Al principio, les costó mucho estabilizarse su madre estudiaba mientras él trabajaba para poder traer el pan diario al hogar. Con el paso de los años, el 2005 exactamente, su madre conoció al compañero de vida, Ángel Villegas, quien junto a su primo Juan José Jaimes, lo guiaron en sus primeros pasos para seguir por el camino que actualmente recorre, la ejecución de la guitarra.

El comienzo como guitarrista
En el año 2006 inició su participación en los grupos juveniles y coro de la capilla Virgen del Carmen del barrio Avaroa; primeramente ayudando en el canto y luego con la guitarra.
Posteriormente, ingresó en la Escuela de Música “Pastor Achá Martínez” y desde allí empezó a conocer el folclore y la cultura tarijeña. Tuvo la oportunidad de tocar en las serenatas de los barrios en sus respectivas efemérides; también lo hacía para eventos cuando la gente solicitaba la presencia de los estudiantes de la Escuela de Música.
Tuvo el apoyo de los profesores Isidoro Higueras, Fernando Mendieta, Julio Aráoz, Nelvin Acosta, Fernando Ardúz, Rosendo Aramayo y Anita Sorich, quienes le daban frecuentemente consejos y le hablaban de sus experiencias.
Más tarde sus amigos, Luis Barea y Flavio Gareca, fueron los que corregían y guiaban a Daniel, en un inicio, con la guitarra y música tarijeña, haciéndole conocer sus ritmos y acordes.
Recuerda que acompañó en la guitarra, por primera vez, al artista Víctor Tejerina, cuando llegó a la ciudad de Tarija. De esa experiencia comentó “me sentí muy contento empezar otra faceta de músico, conociendo más y más”. Daniel Rodmy emocionado y voz quebrada, prosiguió “se dio la oportunidad de trabajar con muchos artistas a lo largo de mi pequeña carrera, por lo cual quedo muy agradecido a ellos por alguna vez poder haber confiado en mí a: el Chúcaro Farfán, Pedro Flores, el Mataco Aguilera, Beto Vidal, el Grupo Pasión, Cinthia Flores, Mario Cuellar, Iver Barrientos, Yeri Barca, Chicho Ramos, Cinthya Choque, Paola Peña, Paola Wayar, Miriam Wayar, Taricanto, Esther Marisol, Ernesto Mealla, los hermanos Mealla, Erick Claros y Área Once”.
Daniel sueña algún día poder grabar sus canciones, transmitir su música, alegrar el alma de la gente y que conozca más el folklore, sus costumbres, su esencia al respecto dijo: “si bien nací en otro lugar, me siento un tarijeño más porque Tarija me dio muchas cosas; entre ellas, un regalo preciado dos hermanos Rosángela de 11 años y René Gabriel de siete, que alegran mi vida y me contagian felicidad. Ellos, de a poco, están iniciando también en la música. Dios siempre guía cada acción y espero seguir así. Me inspira una estrella en el cielo, mi abuela Isidora Aguilar quien me apoyó siempre. La recuerdo y llevo presente en cada presentación, tengo mucho para dar y siempre caminaré hacia adelante. Me quedo contento recordando todo esto, ya que uno puede volver a revivir momentos de donde viene y no olvidar cómo se fue formando en este caminar”.

Daniel Rodmy Alvarado Jaimes con su guitarra, instumento al que le tiene pasión y mucho cariño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *