Importar noticias

Economía de palabras

Humberto Vacaflor Ganam

Nuestra dependencia de consumir productos extranjeros ha llegado al colmo. Tenemos que importar noticias sobre Bolivia. Para saber si hay gas suficiente, la información para los bolivianos debe llegar de Brasil.
Nosotros les vendemos gas natural y ellos, a cambio, por cortesía, nos informan sobre la situación del sector. Saben muy bien que YPFB sigue negándose a habilitar su página con estadísticas sobre producción y exportaciones. Las últimas noticias que se leyeron en ese portal decían que la producción había caído a 57 millones m3/d, cuando el país necesita 64 millones.
La explicación llegada de Brasil, a cargo de la Empresa de Pesquisas Petroleras (EPE), dice que los campos bolivianos se están agotando, lo que explica por qué las autoridades de ese país anuncian que el próximo contrato de compra de gas será por la mitad del volumen del actual contrato.
Para el buen lector las cosas estuvieron claras desde hace por lo menos dos años. Brasil comenzó a dar explicaciones un poco largas sobre cómo es que Petrobrás ya no compraría el gas boliviano en el nuevo contrato, si hubiere, y cómo es que su producción de los campos (submarinos) de pre-sal haría innecesario comprarlo de Bolivia. (Y al mismo tiempo construía nuevas plantas para recibir GNL de ultramar).
Con esto no se juega. Un país (extranjero) planifica sus cosas con datos serios. Si vas a comprar gas a un país vecino, debes percatarte de que lo tenga. Eso de “aquí lo puse y no aparece” no se aplica en estos casos.
Algo sabía de esto el otro comprador de gas. El embajador argentino Normando Álvarez, jujeño él, dijo en abril que su país no firmaría acuerdos para comprar energía eléctrica boliviana porque, si no hay gas para completar los envíos comprometidos, ¿de dónde va a sacar Bolivia el que necesitaría para mover sus plantas termoeléctricas? ¿Viste?
Lo que sí se informa en Bolivia es que el gobierno está firmando acuerdos con cuatro países vecinos para exportar energía eléctrica. El gobierno es maestro en la propaganda. Pero debería cuidarse. Los vecinos pueden comprar muchas cosas de Bolivia, salvo mentiras. Esos anuncios son para el consumo interno, de los ingenuos, que los hay en el país y son cientos, cientos de miles.

Vacaflor.obolog.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *