22
Mié, Feb
964 New Articles

Top Stories

Grid List

Víctor Corcoba Herrero/ Escritor
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Acomodarse a las situaciones contradice nuestro propio espíritu de sabiduría y bondad, lo mismo que aprender sin reflexionar es como malgastar el tiempo. Digo esto porque nuestro actual mundo tiene necesidad de energía constructiva para atravesar los muros de la indiferencia, de la marginación, y así poder avanzar hacia sociedades menos discriminatorias, más tolerantes y comprensivas. El ser humano tiene que dignificarse mucho más y cooperar en tender puentes que nos aglutinen. No puede quedarse parado. Por propia naturaleza somos seres en movimiento. Por otra parte, el dinero no lo puede ser todo, ya que lo único que hace es dividirnos y garantizar el privilegio de unos pocos. Por desgracia, el proceso de deshumanización de los moradores, lejos de retroceder, continua avanzando en ese afán de locura destructiva. La inmoralidad nos ha arrebatado el alma. Ante las tristes realidades del desempleo, de la violencia, de la pérdida de identidad, de la corrupción, de la falta de libertades y sentir democrático, andamos totalmente desorientados, y lo que es peor aún, sin ánimo para poder reconciliarnos con la vida misma.
Convendría, pues, activar con intensa firmeza los deberes y derechos humanos, el buen decir y mejor hacer, o como el mismo San Francisco de Asís nos exhortaba a cada uno de nosotros, para que: “allí donde haya odio, que yo ponga el amor, allí donde haya ofensa, que yo ponga el perdón; allí donde haya discordia, que yo ponga la unión; allí donde haya error, que yo ponga la verdad”. Sería bueno pensar en esto, en llevar a buen término el propósito de amarnos, de perdonarnos, de unirnos desde la autenticidad. En ocasiones, los abrazos que deberíamos haber dado los ofrecemos tarde, mal y nunca. Olvidamos que necesitamos más compañía que soledad, más amor que pan, más vida que aduladores. A mi juicio, esto es lo prioritario, más allá del sueño de un futuro sostenible a través de una educación multilingüe, que no pasa por el corazón. Para dolor nuestro, somos una generación que siente poco y mal, que confunde e iguala al ser humano con otras especies e incluso con meros objetos sin alma. En consecuencia, deberíamos saber que el mejor servicio que podemos facilitar a los desolados no está en quitarles la carga, sino en injertarles el necesario brío para sobrellevarlo. Lo mismo sucede con la pobreza, es cuestión de justicia, no de migajas.
Quizás nos haga falta un nuevo ardor. Un arranque reciente del Papa Francisco, puede ayudarnos a ser más constructores de concordia. Lo acaba de advertir al mundo con su enérgico timbre: "las represalias no llevan nunca a solucionar los conflictos". Ciertamente, hay que poner voluntad en el cambio, que no ha de ser de desagravio, sino más bien de mediación. Sin duda, la manera de vengarse de un enemigo es no parecérsele. En esta misma línea conciliadora, el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres ha descrito recientemente al planeta como un lugar peligroso, donde presenciamos una multiplicación de nuevas luchas y la perpetuidad de viejos enfrentamientos que nunca acaban, como Afganistán y Somalia. Está visto que al igual que la política es el arte de engañarnos, también las guerras conllevan esa vertiente destructiva que nos deja en la soledad más cruel.
Sea como fuere, la situación del mundo no permite cerrar los ojos ni un instante. Uno tiene que estar en guardia permanente para renacerse a sí mismo, también para convencerse de lo mucho que uno puede hacer por alentar lo armónico a través de ese respeto natural que todos nos merecemos, empezando por nuestra envoltura externa y nuestros interiores. Está claro que necesitamos querernos. "El querer lo es todo en la vida. Si queréis ser felices lo seréis. Es la voluntad la que transporta las montañas", dijo el inolvidable ensayista francés Alfred Victor de Vigny (1797-1863). Por ello, también hay que tener pujanza para abordar con carácter positivo la fragilidad de gobiernos y apoyarles, cuando menos para hacer más habitable el entorno humano, o sea, más armónico el orbe. Lo mismo sucede con los sembradores del miedo, para contrarrestarles no podemos quedar únicamente en el mero enfrentamiento, hay que también eliminar situaciones que permiten el fácil reclutamiento de personas. Ahora bien, para todo es menester poner coraje y raciocinio que nos esclarezca.
Llegará un día en que nuestros descendientes, llenos de vergüenza, recordarán nuestras actuaciones absurdas, incoherentes, crecidas de hipocresía, rayando la estupidez, de deterioro de la calidad de la vida humana, de verdadera degradación social, lo que les servirá para tomar otra hoja de ruta, cuando menos para ser menos deudores de espacios generosos. Personalmente, desde hace tiempo, vengo reivindicando en sucesivos artículos, que es tiempo de acción ante tantas rupturas del ser humano con su hábitat, con su cultura, y también consigo mismo y con su familia. Hoy más que nunca necesitamos buscar esa dimensión interna como antídoto a lo inhumano. La ciudadanía tiene que movilizarse. Cada día se requiere más asistencia humanitaria. En Somalia, las personas han llegado al límite de su habilidad para sostenerse en una situación de sequía extrema. La pobreza del agua potable ahí está, sobre todo en el continente africano, mientras otros lo contaminan todo. Lo mismo sucede con la pérdida de biodiversidad, es necesario invertir mucho más en investigación. No es distintivo de humanos vivir aislados, entre el asfalto y el cemento, privados del contacto físico con la naturaleza, siempre dispuesta a reconstruirnos. A propósito, pienso que lo que nos hace falta es contar con liderazgos éticos que abran caminos de concordia entre unos y otros, también con el entorno, mediante las vías del compartir, antes de que los inexpertos ciudadanos, con su mezquino endiosamiento y mundano modo de proceder, lo destruyan todo.
De momento, nos llama la atención la pasividad de algunos gobiernos, la debilidad de reacción constructiva, pues antes que el interés económico ha de prevalecer el bien colectivo de todo ser humano. La mejor alianza será aquella que conjuga la coherencia entre comportamientos y lenguajes, que no se duerme e intenta desterrar estilos de vida verdaderamente autodestructivos e irresponsables, donde nadie respeta a nadie, ni a las propias leyes naturales. Es público y notorio que nos falta hospitalidad y nos sobra egoísmo. Esta es la efectiva realidad que nos circunda, y el que no quiera verla es que pasa por la vida sin saber mirar ni ver, imbuido en su exclusivo caparazón, en el que todo, para bien o para mal, germina globalizado, desde los conflictos armados al terrorismo y desde el cambio climático a los flujos migratorios.
Una humanidad crece cuando sus diversas energías tienden hacia la coordinación, aunque sean por caminos diversos. Cualquier actitud abierta, sin complejos, disponible continuamente, invita al encuentro y esto siempre será benigno para todos. Pensemos que a lo largo de nuestra historia, una generación avanza cuando sus diversas riquezas culturales afrontan el presente, desde el ejercicio constructivo del diálogo en conexión con sus actuaciones conjuntas, porque todos somos ciudadanos del planeta, con capacidad de donarnos y recibir, abiertos a la verdad de la que somos tan buceadores como buscadores. Sin obviar que cada uno de nosotros tiene un variado conjunto de talentos y habilidades que puede enriquecer a las sociedades y fortalecer las comunidades. Dar la bienvenida, por tanto, con los brazos abiertos a la diversidad en todas sus formas refuerza la unión y la unidad, aparte de aportar unos valiosos beneficios. Sin embargo, ¡hay que ver lo que nos cuesta!. Ojalá mirásemos este mundo con ojos más enérgicos, pero igualmente más compasivos.

Humberto Vacaflor Ganam.- 

Los Derechos Reales que nos dejó la “España grandiosa” no han sido ni borrados ni cambiados por el gobierno plurinacional, pero, quizá como venganza por los 500 años, ha recargado esa repartición con tal cantidad de empleados que la ha hecho insufrible. Es la inquisición hecha burocracia.
La idea del gobierno es dejar que siga con el nombre colonial pero que la gente que la necesite termine odiando todo lo real. Como política de inducción al odio, la idea no es mala, salvo que estés en Tarija.
Estuve en la oficina de los Derechos Reales de Tarija para un trámite elemental. La oficina mostraba una pulcritud admirable y sólo se veía tres filas de personas sentadas en sillas de plástico, nada colonial, el único elemento de mal gusto.
Una persona en la ventanilla. Me puse detrás de ella, pero los sentados en las tres filas me miraron con ganas de almorzarme o de “saiciarme”, lo que fue suficiente para que yo retroceda y, sospechando que los sentados estaban haciendo una fila, preguntar cuál era el último lugar.
El recorrido era sincronizado. Cuando alguien había sido despachado en la ventanilla, con movimiento rítmico, las 30 personas cambiaban de silla, avanzando cada una de ellas hacia el zénit. Parecían las olas en los estadios.
Demoré dos horas en este jueguito de pasar de una silla a la otra hasta que llegué a la ventanilla. En un periódico que alguien había dejado allí se leía que la Vía Láctea se mueve en el universo a una velocidad de dos millones de kilómetros por hora. En aquel espacio no se sentía esa velocidad. Mientras yo hacía aquella fila de los Derechos Reales, el planeta había recorrido 4 millones de kilómetros, en su camino a algún agujero negro. Leída en esa oficina, en Tarija, eso parecía una provocación.
Cuando acabó el trámite me acordé que uno de los principios del anarquismo es proclamar que “la propiedad es un robo”. Todo lo que tú tienes en realidad es resultado de haberle arrebatado algo a alguien. Fue cuando descubrí el verdadero propósito de esta inquisición burocrática: consiste en proclamar que la propiedad no es un robo, sino un problema.
Es la forma más eficiente de luchar contra el principio del sucio capitalismo y la egoísta propiedad privada, de proclamar la propiedad comunitaria. Todo tiene una explicación, no tan largas como las del vice, pero explicación.

Vacaflor.obolog.com

El secretario de Energía e Hidrocarburos, Boris Gómez.

Hidrocarburos

La visión es que los departamentos productores de hidrocarburos tendrán que conformar un fondo sostenido con ingresos por la venta de gas natural; esto además del proyecto de ley, que fue presentado ante la comisión del pacto fiscal y a los secretarios del gobernador. Actualmente se encuentra en el despacho del ejecutivo para su revisión final.

Las autoridades de Brasil y de Bolivia, reunidos para tratar temas referidos a los hidrocarburos, venta de gas y producción.

Hidrocarburos

Cabe destacar, que la mañana del miércoles, el Ministro Luis Sánchez sostuvo una reunión con el gobernador del estado de Mato Grosso del Sur, Reinaldo Azambuja, y el Presidente de “MSGAS”, empresa privada distribuidora de gas del Estado de Mato Grosso del Sur, Rudel Trinidade, en la que se hizo conocer a la autoridad boliviana la intención de cuatro estados de Brasil: Santa Catalina, Mato Grosso, Mato Grosso del Sur y Paraná de ser abastecidos con gas boliviano.

El secretario de Energía e Hidrocarburos de la Gobernación de Tarija, Boris Gómez Úzqueda.

Hidrocarburos

Existen algunas personas que han expresado su preocupación, porque supuestamente la Planta no estaría operando en un 100%, por lo que mediante la nota emitida al director de YPFB se pretende conocer cuál es la situación de la misma.

Acto de entrega de la ampliación de infraestructura de la Unidad Educativa de obrajes.

Ciudad

Atendiendo las demandas del área rural, con la ejecución de proyectos de micro riego como primera etapa en las comunidades de Pinos, Obrajes, Guerrahuayco, Obrajes Sud, Alto Potreros, Tolomosa Norte y Sella Calendaria, con un monto de inversión de 13.218 bolivianos.

Rita Miranda, secretaria de Turismo y Cultura del Gobierno Municipal de Cercado, quien garantizó el trabajo de las agencias de turismo.

Ciudad

Desde el Gobierno Municipal previenen que no habrá problemas con el tours, porque la finalidad es fortalecer el turismo y apoyar los emprendimientos privados, que se encuentran ubicados en la ciudad.

Las actividades del Carnaval Chapaco comienzan a intensificarse desde hoy, con la conclusión del Yambui Coplero y mañana con la entrada de Comadres.

Ciudad

Las autoridades recomiendan a las personas, que desean adquirir entradas a precios accesibles hacerlo en la Alcaldía, porque existen bastantes solicitudes a nivel nacional, de gente del interior que asistirá a los festejos del Carnaval Chapaco 2017.

Policías mujeres, sacaron a la calle a la cocinera quien habría sido amenazada, la cual estaba alterada por los hechos ocurridos.

Seguridad

De acuerdo con información del representante del Defensor del Pueblo en Tarija, José Cejas, el conflicto lo originó un adolescente, quien aparentemente agredió a un efectivo policial; sin embargo, se desconocen los motivos del por qué los funcionarios policiales hicieron uso de agentes químicos. 

Funcionarios policiales controlando el lugar, mientras que el representante de la Defensoría del Pueblo intentaba ingresar al Oasis.

Seguridad

Desde el Sedeges aseveran que uno de los jóvenes que inició dicha irregularidad ya cumplió la mayoría de edad y están tratando de derivarlo a otro centro.

Firma del acuerdo con el que podrá hacerse realidad el proyecto “Guadalquivir”, que busca rescatar al río del mismo nombre.

Seguridad

En San Lorenzo se prevé el mejoramiento de los sistemas de agua potable y alcantarillado sanitario de ese Municipio, el inicio se dio en un acto especial en presencia del Primer Mandatario Evo Morales Ayma, los alcaldes de la AMT de Tarija, entre otras autoridades.

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir notificaciones cuando haya nueva información disponible.
Advertisement