Desde el 20 de julio: Planta solar de Yunchará inyectará energía al sistema interconectado nacional

En la inspección técnica realizada ayer, se explicó que la energía será utilizada de manera interna y con la posibilidad de ampliar la cantidad de paneles para exportar energía a la Argentina.

Typography

Éste miércoles fue realizada una visita e inspección técnica a los generadores solares, como parte del cambio de la matriz energética, el Centro Nacional de Despacho y Carga dará el visto bueno para el interconectado y la Autoridad de Electricidad debe otorgar la licencia de funcionamiento.

Agencias

El gerente general de la Empresa Nacional de Electricidad ENDE de Guaracachi, Carlos Roca, informó ayer que desde el 20 de éste mes la Planta Solar Fotovoltaica del municipio de Yunchará, en el departamento de Tarija, inyectará 5 megavatios al Sistema Interconectado Nacional SIN.
"Estimamos que hasta finales de julio vamos a tener inaugurada esta planta, dependiendo de la agenda del Presidente (Evo Morales), pero la planta a partir del 20 de julio va a estar inyectando al Sistema Interconectado Nacional unos 5 megas".
Roca luego de realizar una inspección a esa planta, afirmó que esa obra tiene una avance del 96%, está emplazada en unas 12 hectáreas con más de 19 mil paneles solares.
Recordó que la ejecución de ese proyecto inició en marzo de este año y en cuatro meses se está haciendo realidad, enmarcándose en las políticas del Gobierno nacional, de cambio de la matriz energética en el país.
"Los paneles fueron instalados aprovechando éste lugar del altiplano, porque existe la mayor radiación solar y la luminosidad, nos dan energía alternativa".
Detalló que la inversión para ese proyecto fue de 10,4 millones de dólares y que los 5 megavatios que va producir pueden abastecer de energía eléctrica a unas 5.000 familias o usuarios.
Ésta planta no genera impactos negativos al medio ambiente y permitirá reducir el consumo de combustible, ya sea de gas o de diesel. El centro de despacho es digital, no necesitará que sea visitado, directamente será manejado con computadora para inyectar la energía.
Solamente será necesario hacer la limpieza de los paneles solares, como parte del mantenimiento y funcionamiento normal de los mismos por la radiación solar. En el momento que no haya rayos solares disminuirá la intensidad y por ende la inyección de energía, tienen una pendiente de 20 grados y se encuentran estáticos, además que pueden ser ampliados al ser modular.
Bolivia tiene un consumo de pico máximo, según los registros del año pasado, de 1.485 megas de potencia para soportar la demanda y a fines de diciembre será inaugurada una planta de 60 megas en Uyuni en una superficie de paneles instalados de 100 hectáreas.

Ads Banners