Agradeció apoyo recibido de organizaciones sociales, Evo abre museo de Orinoca con lágrimas de agradecimiento

Morales en su discurso agradeció el apoyo recibido de las organizaciones sociales y campesinas y terminó su discurso con la voz entrecortada por las lágrimas de alegría.

Typography

El presidente dijo que no se siente abandonado por los movimientos sociales. El vicepresidente Álvaro García Linera llamó "racistas" a los que critican el museo.

 

EL DEBER.- 

Evo Morales está feliz. Llegó a su natal Orinoca para inaugurar el museo de la Revolución Democrática y Cultural. En su discurso agradeció el apoyo recibido de las organizaciones sociales y campesinas y terminó su discurso con la voz entrecortada por las lágrimas de alegría.
"Desde mi pueblo, esta tierra que me vio nacer, este pueblo que me ha criado, este pueblo que me ha cuidado, muchas gracias, seguiremos trabajando", dijo visiblemente emocionado.
En el acto se escuchó muchas voces políticas. El vicepresidente Álvaro García, que participó del evento, llamó "racistas" a los detractores del centro de exposiciones, que ahora tiene el gran reto de atraer turistas y visitantes.
Evo tardó 15 minutos en llegar al lugar del evento desde la cancha donde aterrizó. Recibió la bienvenida de su pueblo y luego hizo una ofrenda a la Madre Tierra dentro del museo. Después presenció danzas folklóricas y autóctonas.
"Acá está la historia del pueblo y los oligarcas racistas no quieren obras en las comunidades porque dicen que es lejos, claro, nunca llegaron a las comunidades y los barrios pobres", cuestionó el vicepresidente.
El museo de la Revolución Democrática y Cultural se encuentra en la población de Orinoca, donde nació Evo Morales. La comunidad está a dos horas de la ciudad de Oruro por vía asfaltada. Opositores cuestionaron la ubicación del centro de exposiciones por su lejanía con La Paz.
Mientras, el presidente Morales agradeció la construcción del museoen su pueblo y disfrutó de la música de su comunidad.
El exministro de Culturas Pablo Groux manifestó que los retos de este centro de exposiciones es lograr que turistas, tanto nacionales e internacionales, lleguen al lugar, y para eso se tiene proyectado unir Orinoca con el salar de Uyuni.