Tras el deslizamiento, Alcaldía entra a Auquisamaña con maquinaría pesada

En la noche del miércoles y la madrugada de este jueves los ediles realizaron trabajos de verificación con los geólogos para esperar que el sector esté inactivo.

Typography

Revilla, junto a los técnicos de la Secretaría Municipal de Gestión Integral de Riesgos y otras autoridades de la Comuna, realizó la inspección en el sitio a fin de coordinar las atenciones de forma prioritaria. 

 

ERBOL.- 

Trabajadores municipales ingresaron la mañana de este jueves con maquinaria pesada a la zona de Auquisamaña donde este miércoles el derrumbe del farallón de un cerro aplastó cuatro casas. Las tareas buscan estabilizar el área a fin de que no se haya otras viviendas afectadas, informó el Alcalde Luis Revilla, mientras realizaba una inspección en el área.
Revilla, junto a los técnicos de la Secretaría Municipal de Gestión Integral de Riesgos y otras autoridades de la Comuna, realizó la inspección en el sitio a fin de coordinar las atenciones de forma prioritaria. “Inmediatamente lo que hay que hacer es estabilizar el área con maquinaria, está llegando en este momento, vamos a intervenir en minutos más de tal manera que no se produzcan mayores daños en otras vivienda”, anticipó.
Agregó que “afortunadamente ha dejado de moverse el sector, ya está inactivo” motivo por el cual, se realizarán los trabajos de estabilización.
El director de la Unidad de Atención de Emergencias, David Mollinedo, precisó que se movilizaron 11 volquetas, 13 retroexcavadoras, una pala cargadoras y dos excavadoras hacer trabajos desde la parte de atrás del farallón.
También en el área están trabajando 150 personas de la SMGIR y de la Unidad de Mantenimiento.
En la mañana vamos a entrar con las maquinas por atrás a hacer los cortes, después se va a hacer las evacuación de una casa (contigua) a recuperar los enseres para hacer trabajos, una vez que las máquinas estabilicen recién vamos a rescatar enseres (de las casas dañadas)”, explicó Mollinedo

No hay loteadores
La autoridad edil descartó que el hecho del miércoles se deba a que haya loteadores en la zona que estén realizando movimiento de tierras, como denunciaron los vecinos. Explicó que se captaron fotografías aéreas con drones y se pudo constatar que la parte superior del cerro es inaccesible y no hay avasalladores y ni siquiera caminos. “No hay actividad, no hay movimiento de tierras, no hay personas, no hay caminos, no hay accesos. Es un lugar al que no se puede llegar, está claro que el desmoronamiento no ha tenido que ver con estos otros movimientos de tierras que se están produciendo en área cercanas a este sector de Auquisamaña”, explicó la autoridad edil.
En relación a las causas del siniestro, Revilla anunció que se realizarán las evoluciones técnicas en el trascurso de los siguientes días.
Hechos
El desmoronamiento de un talud y de un farallón en un cerro de Auquisamaña ocurrió ayer al promediar las 15.30 y dejó cuatro viviendas destruidas, pero que no causó daños personales. Los vecinos de otras cinco casas aleadañas, que no se vieron afectadas, fueron evacuados por precaución.
En la noche del miércoles y la madrugada de este jueves los ediles realizaron trabajos de verificación con los geólogos para esperar que el sector esté inactivo, “mientras seguía moviéndose no había ninguna posibilidad de intervenir ni con personal ni con maquinaria”, aseveró Revilla.
El Alcalde agregó que según avancen los trabajos de estabilización en el área, en los siguientes días, los vecinos de las cuatro viviendas afectadas podrán recuperar enseres que fueron sepultados.
Vecinos de la residencial zona de Bajo Auquisamaña emprendieron contra el alcalde Luis Revilla al que acusaron de haber prestado oídos sordos a advertencias registradas al menos los últimos 2 años.

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir notificaciones cuando haya nueva información disponible.