Lic. Lidia Campos Miranda Editora de Agencias

Para recibir el 2018

Lic. Lidia Campos Miranda
Editora de Agencias

Las costumbres y las tradiciones para recibir un nuevo año, van cambiando con el paso de las generaciones.
Culturalmente las prácticas también se diferencian, dependiendo principalmente de las preferencias que se tengan.
Recibir el año nuevo es algo muy relevante para la mayoría de personas que van experimentando cambios en su entorno.
Con la llegada de un nuevo año cambia la economía, las modas, la tecnología, y las autoridades en diversos espacios de gobierno.
En la intención de iniciar un año nuevo como muchas cosas buenas, muchas personas practican tradiciones o tienen costumbres que aseguran que si se hacen traerán como resultado el cumplimiento de lo que desean.
Mientras se acerca el día y la hora para recibir el nuevo año, se experimenta por lo general un entusiasmo y una preparación con anticipación de las actividades a realizar para celebrar.
Los rituales pueden ser similares en diferentes lugares del mundo en ciudades latinas como en Europa se tiene también costumbres como hacer maletas, comer uvas y usar ropa interior con colores específicos.
En Perú, Honduras y Ecuador la costumbre es prender fuego a ropa, muebles o muñecos que representen algún mal recuerdo.
En Colombia se escriben en un papel las cosas que se desean dejar en el pasado y se colocan en un muñeco al que se prende fuego, para dar paso a lo nuevo.
El rito de barrer marca la limpieza de la casa, de uno mismo y hasta bañar a las mascotas como un acto de renovación para recibir el Año, esta práctica es común en china.
Todas estas tradiciones están orientadas a que en los próximos doce meses mejore la vida de las personas en todos los ámbitos.
Cada persona tiene la libertad de decidir cómo celebrar la llegada de un nuevo año en espera que sea mucho mejor que el anterior.