CRÉDITO.- Mario Enrique Espinoza.

Por desalojos en avenida Petrolera: Alcalde y comandante policial de Bermejo deben suspender acciones “arbitrarias”

El alcalde dijo: “está por buen camino todo lo que se ha hecho, únicamente nos falta comunicar y una vez cumplidos los tiempos ya estaría cumplido nuestro accionar como gobierno municipal”.

Mario Enrique Espinoza

Un juez de Bermejo dictaminó que el alcalde Delfor Burgos y el comandante policial Alberto Miranda, ambos de la ciudad de Bermejo, detengan sus acciones arbitrarias con los retiros forzosos de las casetas en la avenida Petrolera, informó el abogado Rilver Solís.
En pasados días, efectivos de la Policía conjuntamente con personal del municipio procedieron a derribar y desalojar a varios locatarios ubicados con sus negocios sobre esa avenida, es así que 15 dueños de viviendas que se vieron afectados contrataron un abogado y presentaron un recurso de Acción de Amparo, para terminar con este desalojo.
Para el alcalde esta audiencia le fue favorable, dijo “esta por buen camino todo lo que se ha hecho, únicamente nos falta comunicar a los que iniciaron este amparo, y una vez cumplidos los tiempos ya estaría cumplido nuestro accionar como gobierno municipal”.

Dueños de casa
Una señora contó que en el momento del desalojo fue golpeada por la guardia municipal, “me han revolcado como si fuera animal por defender mi gradita”.
Otra señora manifestó que no respetaron ni su discapacidad y que le sorprendieron a las tres de la mañana, cuando ella estaba con su hija y los bebés de su hija, “como maleantes han venido, ni siquiera me han notificado… y comenzaron a levantar mi techo con la pala”.
La señora Elizabeth manifestó que el alcalde les cerró la salida de sus viviendas para construir locales y que incluso ya los alquiló, y recibió un año de anticipo de alquiler de cada uno de los nuevos locatarios. Al respecto Burgos reconoció que sí cobra por cada nuevo local la suma de 200 dólares por mes.
Para ella, lo que está haciendo el alcalde es sacar a los antiguos vendedores y alquilar los nuevos puestos a gente que es profesional, que tiene otros negocios o que incluso son trabajadores del mismo municipio y de otras instituciones.
La Señora Sharina reclamó el hecho que los desalojos se dieron en día domingo y que ese día no podían recurrir a ninguna autoridad para pedir ayuda.
Acotó que ella pedía una orden judicial para que procedan, pero nunca mostraron nada y comenzaron a derribar todo, cortar con las amoladoras y sacar a la gente.
Recordó que hace varios años atrás esa zona era despreciada y que ningún alcalde puso ni hizo nada a favor del barrio Petrolero.
Burgos aseguró que no se afectó de ninguna manera a los propietarios de casas, ya que ellos siguen como dueños de tienda, “lo único que nosotros siempre hemos manifestado es que vamos a entrar a lo que es del gobierno municipal y a nuestra vías públicas lógicamente”.
“Esto no es una vía pública, esto es propiedad del gobierno municipal, entonces que esto quede claro”, recalcó, “que de ningún modo se afecta en las salidas de estas viviendas”.

CRÉDITO.- Mario Enrique Espinoza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *