Las cifras de violencia contrastan con las de la participación política femenina, con una presencia paritaria en espacios de decisión del Estado.

Se celebró el día de la mujer boliviana: 333 mujeres han muerto a manos de parejas desde 2013

La Coordinadora de la Mujer destacó que mientras las féminas han ganado espacios en la política, aún enfrentan “múltiples desafíos” en su lucha “por la autonomía económica y por el derecho a decidir.

AGENCIAS

Al menos 333 mujeres han muerto a manos de sus parejas desde 2013 hasta marzo de este año en Bolivia, donde cada tres días ocurre un feminicidio, denunció este miércoles la Coordinadora de la Mujer, una organización que agrupa a 26 entidades defensoras de la igualdad de género.
Estos datos están incluidos en un reporte difundido este miércoles con motivo del Día de la Mujer Boliviana, instituido en 1980 por la entonces presidenta del país, Lidia Gueiler, como homenaje al natalicio de la poetisa nacional Adela Zamudio.
La Coordinadora de la Mujer destacó que mientras las féminas han ganado espacios en la política, aún enfrentan “múltiples desafíos” en su lucha “por la autonomía económica y por el derecho a decidir” sobre sus propios cuerpos, además de vivir “acechadas por la amenaza constante de la violencia machista”.
“Desde 2013 hasta marzo de este año, 333 mujeres perdieron la vida en manos de sus parejas. Según datos del Ministerio Público, cada tres días ocurre un feminicidio en Bolivia, la forma más extrema de vulneración de los derechos humanos”, lamentó la entidad.
El reporte indica que solo entre enero y marzo de este año, el Ministerio Público registró 33 feminicidios, la mayoría ocurridos en las regiones de Cochabamba, La Paz y Santa Cruz.
Además, 75 de cada 100 mujeres mayores de 15 años, casadas o unidas, sufrieron algún tipo de violencia por parte de su pareja en el transcurso de su relación, señaló la Coordinadora de la Mujer citando datos de una encuesta sobre la violencia machista presentada en 2016 por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
La impunidad es alta en relación a los hechos de violencia hacia las mujeres, ya que de 87.718 casos registrados por el Ministerio Público entre 2013 y 2016 solo el 36 % derivó en una sentencia.
El país cuenta desde 2013 con una ley que protege a las mujeres de todo tipo de violencia y que castiga el feminicidio con 30 años de prisión, la pena máxima de la legislación boliviana.
Sin embargo, la Coordinadora de la Mujer consideró que esta norma no es aplicada plenamente en el país debido, entre otras razones, “a que las instancias que deben destinar recursos para esa materia”, incluidos los gobiernos subnacionales, no lo están haciendo.
La directora ejecutiva de esa organización, Mónica Novillo, destacó como fundamentales los avances normativos registrados en el país en los últimos años en defensa de las mujeres, aunque urgió a redoblar esfuerzos para una verdadera transformación sociocultural.
“El avance en las políticas públicas es innegable, tenemos leyes que nos permiten avanzar en el reconocimiento del derecho de las mujeres a una vida libre de violencia; pero, al mismo tiempo, la realidad nos sigue planteando que las siguen matando”, señaló.
Novillo remarcó la necesidad de “romper la indiferencia frente a la violencia hacia las mujeres” cuestionando y sancionando “todas aquellas prácticas y actitudes violentas”.
Las cifras de violencia contrastan con las de la participación política femenina, con una presencia paritaria en espacios de decisión del Estado, como los órganos Legislativo, Judicial y Electoral, resaltó la Coordinadora.
“Actualmente, cinco de cada 10 representantes de la Asamblea Legislativa son mujeres, un escenario clave en materia de paridad de género; sin embargo, ello plantea todavía muchos desafíos en términos del ejercicio efectivo del poder”, indicó la entidad.
No obstante, también se han registrado 45 procesos penales por acoso político y ocho por violencia política contra mujeres en las diez ciudades principales del país entre 2013 y 2017, señala el reporte con datos del Consejo de la Magistratura.

El 35,4% de las mujeres en Bolivia han asumido la jefatura de sus hogares
El Instituto Nacional de Estadística (INE) informó este miércoles que el 35,4% de las jefaturas de hogar en Bolivia está constituido por mujeres y el 64,6% por hombres.
En cambio según la división por área, en la zona rural el 31,5% de las jefaturas de hogar está conformado por mujeres y en la zona urbana, por 37,5% de mujeres.
La información está incluida en un documento estadístico con enfoque de género, que fue publicado en base a los datos del Censo de 2012.
Se entiende por hogar a una persona o grupo de personas, sean parientes o no, que ocupan la totalidad o parte de una vivienda, comparten la comida y satisfacen en común sus necesidades básicas.
En ese sentido, en Bolivia y otros países se utilizan en sus censos la identificación de “jefe de hogar” a la persona que se designa a sí misma como jefe o que es designada o reconocida como tal por los demás miembros del hogar.
Es así que en el Censo de 2012, se determinó que en Bolivia existen un total de 2.767.915 jefes de hogar. Este miércoles, el país celebra el Día de la Mujer Boliviana en homenaje al nacimiento de Adela Zamudio Ribero.