El pasado 19 de marzo los dos militares y siete funcionarios de la Aduana fueron capturados en la frontera.

Se realiza seguimiento: Gobierno cree que hay “lecturas ambivalentes” en caso de 9 detenidos

El Ejecutivo hace seguimiento de la denuncia que presentó la Aduana chilena en contra de los choferes que acusaron a los funcionarios.

AGENCIAS

El ministro de la Presidencia, René Martínez, afirmó que el Gobierno realiza un seguimiento al giro que tuvo el caso de los bolivianos detenidos en Chile. La Aduana del vecino país se querelló por contrabando contra los denunciantes de los nueve.
“Hay que hacer seguimiento, hay que ver los contenidos. Hay lecturas ambivalentes inclusive y hasta contradictorias, pero lo que corresponde a nosotros es que vamos a seguir haciendo seguimiento a este hecho”, informó en conferencia de prensa en Palacio de Gobierno.
Esta jornada se conoció que el Servicio Nacional de Aduanas de Chile presentó una denuncia por el delito de contrabando en contra de los tres transportistas chilenos que acusaron a los dos militares y siete funcionarios nacionales, detenidos en frontera el pasado 19 de marzo.
Martínez informó además que “estamos cruzando a la Cruz Roja Internacional una carta de representación para que pudieran visitar a nuestros compañeros detenidos y resguardarlos en sus derechos. Vamos a seguir haciendo denuncia pública de algo que es una injusticia de privación de libertad”.
Este miércoles se cumplieron 71 días desde que fueron capturados los nueve, permanecen con detención preventiva en Alto Hospicio y durante este fin de semana recibirán la visita de sus familiares.
Aduana de Chile denuncia a transportistas que acusaron a los nueve bolivianos
Según el portal digital del diario chileno “La Tercera”, la acción legal fue presentada el 19 de mayo.
Se trata de Roberto Castro, Sergio Arqueros y Mario Challapa, quienes, según la acción legal ingresada por María del Pilar Barrientos al Juzgado de Garantía de Pozo Almonte, tienen responsabilidades como autores, cómplices y encubridores en el presunto delito de contrabando.
Según el escrito, Castro se encontraba en el sector de Tulapampa acompañado por Arqueros a bordo de un camión con “mercadería proveniente de la Zona Franca de Iquique, la que pretendía ingresar al vecino país por el paso no habilitado fronterizo”.
En otro vehículo estaba Mario Challapa, quien junto a otros transportistas “esperaban las más favorables condiciones para la salida de las mercancías desde Chile hacia Bolivia”.
Pero tras el ingreso de ciudadanos bolivianos, “con vehículos y armamento”, a territorio nacional, los transportistas abandonaron el lugar.
Sin embargo, el último de los camiones fue interceptado y “mediante violencia e intimidación se apropiaron del vehículo y su carga, dejando al conductor y su acompañante abandonados en pleno desierto, para posteriormente conducirlo (el vehículo) a Bolivia, frontera que se cruzaría por el paso no habilitado del sector”.
Pero, siempre según La Tercera, un problema mecánico los obligó a detenerse poco antes del límite, momento en que Carabineros los interceptó, tras haber sido alertados por los transportistas chilenos.
Tras confiscar el camión, funcionarios de Aduanas revisaron la carga consistente en prendas de vestir avaluadas en más de $ 161 millones.
“Hasta la fecha de presentación de esta querella, no existen documentos que amparen la propiedad de las mercancías transportadas por el camión el 19 de marzo con destino a Bolivia, no fueron encontrados por Carabineros en el vehículo, ni tampoco se encontraron en poder de los ciudadanos bolivianos”, se lee en el documento.
En el mismo se pide despachar una orden de investigar para identificar los vehículos y personas que transportaban la mercancía, quiénes la encargaron, los proveedores, además de la incautación del camión.
Con dicha acusación confirma que los nueve bolivianos luchaban contra el delito fronterizo al ser capturados. El 20 de junio habrá una nueva audiencia en la que existe la posibilidad para que admitan los hechos: que cruzaron a territorio chileno portando armas.

El pasado 19 de marzo los dos militares y siete funcionarios de la Aduana fueron capturados en la frontera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *