Momento en que una de las mujeres afectadas, era socorrida y llevada al Hospital Regional San Juan de Dios.

Seguirán internadas: Mujeres electrocutadas sufrieron quemaduras de segundo y tercer grado

El gerente de la empresa de limpieza aseguró que desde ayer están asistiendo de manera constante a las mujeres afectadas.

Mario Enrique Espinoza

Las dos mujeres que el lunes sufrieron el accidente de una descarga eléctrica cuando trabajaban limpiando un edificio, continuarán su recuperación con mucho dolor en sus cuerpos, debido a que las quemaduras son de tercer y segundo grado, sostuvo el jefe de la sala de emergencia del Hospital Regional San Juan de Dios HRSJD, Vladimir Velásquez.
El gerente de la empresa de limpieza, Jhonny Montesinos, aseguró que desde ayer están asistiendo de manera constante a las afectadas, lo que fue corroborado por Velásquez.
Una de ellas por lo menos deberá permanecer un lapso de tres meses en cama, la salida de la corriente fue por las rodillas mismas que están muy comprometidas y requieren de especial atención, ya que los dolores serán constantes en esa región.
La segunda tiene la salida de energía por los pies siendo este lugar el más comprometido en su caso, pero ambas deben recibir curaciones de manera constante en el Hospital del Quemado.
El director del HRSJD, Roberto Baldiviezo, manifestó que la más afectada tiene un 30% de su cuerpo con quemaduras.
“Pero va a doler, lamentablemente, por las características mismas de las lesiones y por el grado de quemadura”, indicó Velásquez.
“Las quemaduras de segundo y tercer grado ya han traspasado lo que es la epidermis, la piel, han pasado las terminaciones nerviosas, algunas de ellas son indoloras, las que son de segundo grado todavía son más dolorosas que las de tercer grado”.
El gerente de la empresa de limpieza dijo que les acompañará hasta que ambas queden recuperadas, aseveró que el personal es previamente capacitado, pero en este caso fue un error de ella.
Las obreras manejan un “telescopio”, mismo que es un equipo que se extiende aproximadamente 15 metros según el requerimiento, y que éste es metálico.
“Entonces ella en el afán de hacer el trabajo, tenemos entendido que ha suspendido el tubo sin darse cuenta que el cable está a metros del (techo)”.

Momento en que una de las mujeres afectadas, era socorrida y llevada al Hospital Regional San Juan de Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *