Servicio público: Conductor en estado de ebriedad murió aplastado por su vehículo

El conductor no llevaba puesto el cinturón de seguridad, se salió de la vagoneta y tras varios tumbos del motorizado el cuerpo quedó atrapado debajo de los fierros.

Mario Enrique Espinoza

Un conductor de una vagoneta del servicio público que conducía su vagoneta, en total estado de ebriedad, sufrió un accidente donde dio vuelcos de campana y quedó aplastado por su propio vehículo, informaron el subcomandante departamental de la Policía Boliviana, Rommel Raña Pomier y el director departamental de Tránsito de Tarija, Sadid Ávila Vásquez.
Fue el pasado martes, al iniciar la noche, que el conductor chocó primero con la acera lo que provocó que el motorizado comience a dar vuelcos de campana, y como no llevaba puesto el cinturón de seguridad se salió de la vagoneta y, tras varios tumbos, el cuerpo quedó atrapado bajo los fierros.
Se presume que el accidente se debió a consecuencia de la excesiva velocidad y el estado de ebriedad en el que se encontraba el conductor, ya que el informe del Laboratorio Torres señala que el grado alcohólico en su cuerpo era de 2,22 miligramos de alcohol por cada litro de sangre, cuando el límite permitido es 0,50.
El conductor, Raymundo Farfán de 33 años de edad, era miembro del Sindicato de Transporte de pasajeros 1 de Mayo, y conducía una vagoneta verde marca Toyota Ipsum, con placa de control 2066-NCB.
La muerte fue por traumatismo cráneo encefálico y por rotura de varias costillas, debido a la constricción de su cuerpo con el motorizado.
En el momento del accidente, no transportaba pasajeros, por lo que no hubo más personas heridas ni fallecidas en este fatal accidente.
Rommel Raña resaltó que una vez más se registró un hecho donde está involucrado, de por medio, el consumo exagerado de alcohol, por lo que llamó a la reflexión a la población para tener cuidado con los excesos, que luego pueden traer luto en los hogares.
El lugar del accidente fue en una rotonda ubicada entre la avenida Aeropuerto y avenida Circunvalación de la ciudad de Bermejo, donde al pretender dar vuelta por la excesiva velocidad chocó contra un pretil de la acera, lo que provocó el vuelco de campana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *