A la izquierda, Resolución Cidob 10 de enero, que deja sin efecto reconocimiento a representación de Moisés Sapiranda e insta convocar a asamblea. A la derecha Resolución de la Cidob de octubre 2017 que reconoce a Moisés Sapiranda como Capitan Grande de la Orcaweta.

Sobre situación de directiva y denuncias: Cidob insta a pueblo Weenhayek resolver conflictos internos en 30 días en una Asamblea

Pablo Rivero y Moisés Sapiranda se atribuyen la representación del pueblo indígena, tema que deberá ser aclarado por la dirigencia nacional.

Osmar Arroyo

La Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia, Oriente, Chaco y Amazonía Cidob, a través de una resolución, el pasado miércoles, dejó sin efecto otra resolución emitida el tres de octubre de 2017, donde reconocían a Moisés Sapiranda como capitán grande del pueblo Weenhayek e instó al pueblo indígena, en un tiempo máximo de 30 días, convocar a una asamblea para definir la situación de la directiva, los dirigentes nacionales se comprometieron a participar de dicha asamblea y respetar la decisión que de ella se derive.
Moisés Sapiranda y Pablo Rivero se atribuyen la representación del pueblo indígena, ambos señalan que tienen el respaldo de las comunidades.
En las últimas semanas, además del conflicto por la directiva, también se generaron denuncias de supuesto malos manejos económicos por parte de Sapiranda con el dinero que recibieron de las empresas petroleras, por compensación económica y posibles daños ambientales, temas que también deberán ser aclarados.
Pablo Rivero indicó que la resolución de la Cidob dejó sin efecto la representación de Moisés Sapiranda de la Organización de Capitanías Weenhayek de Tarija Orcaweta.
Rivero indicó que se trata de una situación complicada, que él contaría con una certificación de la Cibod, de instancias superiores a la directiva, en donde es reconocido como autoridad del pueblo Weenhayek, mientras que Sapiranda tendría solo una certificación de la directiva de la Cidob, que lo reconocía como autoridad hasta el pasado miércoles.
Explicó que en la última resolución de la Cidob se insta convocar a una asamblea en la que participarán dirigentes nacionales, para hacer seguimiento a lo que se decida y se pueda generar una solución al conflicto interno, que se vive al interior del pueblo indígena.
Moisés Sapiranda indicó que fue un error de la Cidob haber emitido la última resolución, recordó que anteriormente la directiva de la Cidob lo desconoció como autoridad Weenhayek y es el caso de la gestión de Adolfo Chávez, el año 2008, pero fue ratificado cuando ingresó como presidenta de la Cidob Melva Hurtado y nuevamente fue desconocido en la gestión de Lucio Ayala.
Ahora en la presidencia de Pedro Vare se presenta esta situación, que para Sapiranda no se trata en sí de un desconocimiento, sino que se insta a una convocatoria para realizar asamblea.
La resolución de la Cidob del pasado miércoles diez de enero, será analizada por la parte técnica y legal, pero dijo que el documento “es una burrera”; señaló que la dirigencia nacional cometió un error.
Remarcó que el reconocimiento de la directiva de la Orcaweta no depende de la Cidob y que más bien es lo que definen las comunidades indígenas al interior.
Para Sapiranda, detrás de las denuncias que hace Rivero en su contra, estaría gente de la Gobernación y autoridades políticas de Villa Montes, “hay rabia hacia mi persona”, dijo al momento de mencionar que fue porque hicieron acreditar como parte del Órgano Electoral, en representación de los pueblos indígenas, a Fermín Rojas.
Agregó que continuará trabajando de manera regular como capitán grande del pueblo Weenhayek, por lo que en las próximas horas sostendrá una reunión con planificación de Yacuiba, para ver las prioridades del pueblo indígena.

Gobierno no asistió a reunión con pueblo indígena
El pasado martes debió realizarse una reunión entre dirigentes del pueblo Weenhayek, autoridades de Gobierno y la dirigencia de la Cidob en Santa Cruz; sin embargo, las autoridades nacionales no estuvieron presentes.
Pablo Rivero indicó que sólo lograron reunirse con la dirigencia de la Cidob y se comprometieron a hacer gestiones ante el Gobierno nacional, para que se pueda atender el pliego petitorio del pueblo indígena, que pide se pueda investigar el manejo de recursos económicos entregados por parte de las petroleras y del Fondo Indígena, para transparentarlos.

Sapiranda aseguró que recursos de petroleras las distribuyó a comunidades indígenas
Moisés Sapiranda respondió a las denuncias en su contra y dijo que los recursos, que recibieron por parte de empresas petroleras, se distribuyó a los capitanías de la primera y tercera Sección del Chaco, “para Moisés no queda ni un peso”, señaló que un paralelo de la directiva no lo deja trabajar ya hace tres gestiones.
Señaló que en diferentes organizaciones e instancias nacionales se presentan este tipo de conflictos.
Comentó que inclusive en un proyecto de Petrobras, debido al paso del gasoducto por la comunidad de Capirendita, les entregaron como compensación medicamentos equivalentes a 800 dólares y no se entrega ya dinero en efectivo.

Presentarán denuncia en Fiscalía para que investiguen proyectos del Fondo Indígena
Pablo Rivero anunció que en las próximas horas formalizará una denuncia ante el Ministerio Público, para que se investigue el manejo de recursos económicos del Fondo Indígena que llegaron al pueblo indígena.
Sapiranda explicó que en primera instancia recibieron 400 mil bolivianos y en un segundo desembolso otros 400 mil del Fondo Indígena, y que se manejaron en cuentas institucionales.
Indicó que tienen todos los documentos en orden de los recursos que recibieron del Fondo Indígena y que administraron ese dinero bajo lo establecido por las normas.