Los bloqueos de caminos son uno de los conflictos que más pérdidas económicas provocan.

Preocupan las pérdidas: Bloqueos aumentaron un 26,3% en el primer semestre de este año

El sector exportador cruceño contabilizó 48 días de corte de vías hasta junio de 2017, 10 más con respecto al mismo periodo de 2016. Los empresarios revelan que los bloqueos están entre las peores formas de agresión al sector.

EL DEBER

Impotencia y perjuicio. Son las sensaciones negativas más repetidas por los agentes económicos -empresarios, exportadores, transportistas y ganaderos- cada vez que un grupo de personas corta la carretera por una demanda social. Según el sector exportador de Santa Cruz, en el primer semestre de la presente gestión se contabilizaron 48 días de bloqueo en diferentes puntos de la red vial fundamental, 10 más (26,3%) con respecto al mismo periodo de 2016.
Dependiendo de la conectividad de la ruta bloqueada con la frontera de salida el impacto a las exportaciones es variable. Estimaciones del sector exportador cruceño dan cuenta de que Bolivia por Desaguadero, Tambo Quemado, Pisiga, Yacuiba y Puerto Suárez, por modo carretero, moviliza por día unas 7.739 toneladas por un valor de $us 7,9 millones. Solo Santa Cruz, la primera economía del país, unas 5.414 toneladas por $us 3,3 millones.
De acuerdo con los exportadores todos los sectores económicos son afectados porque los bloqueos no discriminan y perjudican, de igual manera, a la libre circulación de carga tanto de comercio exterior como de abastecimiento interno.
Desde la Cámara de Exportadores de Cochabamba (Cadexco) aseguraron que un bloqueo de puertos y de vías de salida pasa facturas altas al comercio exterior y al transporte de carga internacional. Sin embargo, advierten que lo más preocupante no son las pérdidas inmediatas, sino los efectos multiplicadores futuros, como la pérdida definitiva de mercados e incumplimiento de contratos internacionales que conllevan multas contabilizadas por día y el debilitamiento de la imagen del país.

Leer más