Carlitos Daniel Guerrero Mamani.

Carlitos Daniel Guerrero Mamani: Declarado héroe por ayudar en el incendio a sus casi 9 años

Lidia Campos Miranda

El paisaje no es el mismo, han quedado vestigios de una dura experiencia, pero también la satisfacción de haber puesto todo aún hasta arriesgar la propia vida. Así luce la comunidad de San Pedro de Sola después del incendio que afectó a la región en pasados días, sombría, en espera de florecer nuevamente, al igual que la esperanza en el corazón de quienes mostraron unidad y solidaridad.
En medio de una multitud de adultos intentando sofocar el incendio, los pasos de un niño que por momentos pudo pasar desapercibido, fueron la luz y la guía que un grupo de bomberos siguió, dándole toda su confianza mientras ascendían al cerro, a exponer su vida misma al cumplir su misión.
Hoy aquel niño ya no es más uno de tantos, es un héroe…si un héroe que con su valentía, su esfuerzo y compromiso trabajo apagando el fuego junto a los bomberos.
Así lo reconoce la comunidad, y su fama se extendió rápidamente fuera de los límites del departamento.
Carlitos Daniel Guerrero Mamani, cumplirá en pocos días nueve añitos, y su experiencia no solo le trajo alegría, sino la firme determinación de convertirse en un bombero.
Es un niño singular, a quien le gusta salir con el ganado al campo, disfruta del paisaje natural de su comunidad, y comparte las tareas en su casa ayudando a sus padres.
No fue reconocido por ninguna autoridad en el departamento, siendo que a su corta edad asumió una responsabilidad de adulto.
El pequeño es el décimo entre 11 hermanos. Carlitos se considera regular en el estudio, actualmente cursa sexto, y las aulas de su escuela son parte de lo que le apasiona.
Nos contó que subió al cerro a las cinco de la mañana, allí corto las ramas para que apagaran el fuego, acarreó agua entre otras tareas. Su madre Gabriela Mamani quien paso una angustia prolongada mientas su hijo ayudaba en el incendio, nos relató que tenía mucha pena que su hijo se quemaría ahí; horas más tarde le comunicaron que el pequeño se encontraba bien.
Don Crisaldo Guerrero Alfaro, dijo que ahora su hijo es un héroe chiquito que fue con los bomberos hasta el final de la cumbre, como guía de la serranía, estando en el lugar de los hechos, su padre envió a llamarlo pero él no quiso regresar y continuó trabajando.
Según la mama de Carlitos, Gabriela Mamani, el pequeño tenía mucho miedo que el fuego avanzara y consumiera el forraje para las vacas. Ahora su madre se encuentra muy tranquila y feliz. Carlitos es conocido y su valor se ha extendido pues sus padres recibieron ayuda desde Bermejo, Caraparí y Potosí.
El valor de Carlitos es destacado por su madre, quien ahora pide a la población ayuda para que su hijo pueda continuar con sus estudios, le hace falta una computadora para aprender más y un celular.
“Diría a las personas que no jueguen con fuego”, con estas palabras nuestro pequeño héroe se despidió de Nuevo sur.

Leer más