Centro Eclesial de Documentación: Un complejo de museos, archivo y biblioteca que muy pocos tarijeños conocen

Cada espacio del Museo Franciscano se caracteriza por la majestuosidad, que lo representa, plasmada en la  historia y cultura de los siglos XVII, XVIII y XIX. El director del CED acentuó que si bien muchos turistas visitan este lugar, lastimosamente la población tarijeña lo hace con muy poca frecuencia. 

María José Oliva Grimalt

El Centro Eclesial de Documentación CED es un lugar poco conocido para muchos tarijeños. Ahí se alberga la historia de la llegada de los franciscanos a Tarija, plasmada en los detalles de la infraestructura y objetos repletos de arte que contiene.
El director del CED, Manuel Gómez dijo “está compuesto por el archivo, bibliotecas y museo; asimismo, en el museo se puede ver toda una colección de arte pictórico del siglos XVII, XVIII y XIX, se puede ver la procura de misiones donde están los enceres que utilizaban los franciscanos, para la misión, la mueblería que existía y la imaginería, o sea, algunas imágenes de santos y cristos, que están presentes en el museo”.
En el recorrido guiado, que duró 40 minutos, NUEVO SUR ingresó a la biblioteca antigua para conocer su patrimonio.
“En la biblioteca antigua tenemos aproximadamente diez mil libros, que son del siglo XVII, XVIII y XIX por lo que físicamente hay una colección en Tarija. Solamente investigadores especializados consultan ese tipo de ediciones. El museo está en la antigua enfermería del convento, tiene un primer piso y un segundo piso con algunas habitaciones de la época colonial, estamos hablando de arquitectura del siglo XVIII y en ese espacio se ha instalado el Museo Franciscano”.

Intelectuales a cargo del Convento
Gómez explicó al NUEVO SUR que el Convento Franciscano tuvo grandes intelectuales como el padre Manuel Mingo, el padre Corrado, el padre Corvera entre otros, acentuó que en el siglo XX vivieron intelectuales de primera línea como los sacerdotes Bernardino Del Pace y Gerardo Maldini.
“Estos grandes intelectuales de la orden franciscana han vivido aquí en Tarija y entre los últimos intelectuales, ha sido el padre Lorenzo (Calzavarini) que ya venía con una formación universitaria más sistemática y el creó el Centro Eclesial de Documentación, que ahora está a la cabeza del padre Jesús Galeote”, explicó Gómez.
El mismo, indicó que el Convento ha tenido en el espectro y en el imaginario social, casi como un santuario. Subrayó que la vinculación política fue del Convento de Sucre porque en aquel entonces no se llamaba Sucre, sino La Plata, que refugió algunos políticos en la época de la revolución pero el Convento Franciscano de Tarija, no.

Financiamiento
“El Centro Eclesial se mantiene con dinero privado, es una posibilidad que tiene de sostenimiento. Hay alguna ley que favorece con algunos puntos muy específicos al Convento Franciscano, pero la colaboración estatal es muy poca y esto se puede sostener con ayuda extranjera privada”.

Vida conventual
Actualmente en el Convento Franciscano viven religiosos de la orden franciscana. El Centro Eclesial de Documentación permite conocer una parte del Convento, habilitada para que funcione como museo.
Gómez también indicó “la vida de los religiosos mantiene el ritmo y el horario de la vida religiosa; toda la población sabe que coincide en las horas de la liturgia en el templo, donde pueden tener el acercamiento a los religiosos. Después hay una parte privada de los hermanos franciscanos, que está en función de sus horarios de vida conventual”.

Museo en que se encuentra el Cristo Tarairí.Muestra arqueológica y otros lugares
La Sala Arqueológica está caracterizada por una colección de objetos de las diferentes culturas establecidas en los valles de Bolivia, los mismos son una compilación del padre Anselmo Andreotti, el cual fue un franciscano que se dedicó a la arqueología.
Cada ambiente del museo es especial y majestuoso, se pueden llegar a encontrar desde máquinas de escribir, cámaras de fotografía, muebles tallados, utilizados por los franciscanos o también cuadros pintados por los mismos.
En los espacios se pueden apreciar fotografías de los diferentes padres franciscanos, al igual que diferentes santos y personajes de gran importancia religiosa, entre estos la del primer obispo de Tarija, Monseñor Ramón Font de nacionalidad española (Catalán).
Al llegar a la Sala de Misiones se observan objetos antiguos, utilizados a diario por los religiosos. Las celdas eran los dormitorios, pequeñas habitaciones bastante sencillas, dentro de ellas únicamente hay una cama, una mesa, una silla, una imagen sacra y el lavatorio.
En el recorrido, Gómez mostró el Cristo de Tarairí recogido en 1942 durante la Guerra del Chaco, enfatizó que es el más claro ejemplo de que los milagros existen, porque durante la contienda bélica una bomba fue lanzada sobre la iglesia destruyéndola por completo, excepto el altar y la imagen del Cristo.
Para finalizar, invitó a toda la población tarijeña aproximarse por el museo destacando que si bien muchos turistas llegan al lugar, con mucha frecuencia, lastimosamente la gente de Tarija no lo hace. Puntualizó que visitarlo es gratificante, ya que hay demasiada cultura e historia en cada espacio del Centro Eclesial de Documentación.

el
dato

El museo abre todas las tardes, de lunes a viernes para que la gente pueda ir a conocer. 

Leer más