Pescaderías Juan XXIII.

Con un sinnúmero de beneficios: Los pros y los contras de la alta temporada de pescado

Nutricionistas, médicos y la representante del Viceministerio de Defensa al Consumidor en Tarija, explicaron al NUEVO SUR los cuidados que se deben de tener a la hora de consumir pescado como también al momento de prepararlo, con el fin de precautelar la salud de la población. 

María José Oliva Grimalt

Actualmente es la época alta de pescado, la cual si bien genera bastantes efectos positivos en la población, tras el consumo del mismo también existen factores negativos por su excesivo consumo, según las formas como se lo prepare.
“El pescado está considerado como uno de los principales alimentos básicos en toda alimentación, por lo saludable que es. Ahora que estamos en la época pico del mismo, deberíamos de aprovecharlo. Lo ideal sería comer de tres a cuatro raciones de pescado a la semana. Es de vital importancia saber que es de alto beneficio en embarazadas, lactantes y durante el crecimiento de los niños para su óptimo desarrollo”, dijo la nutricionista argentina Agustina Piotti.
En tal sentido, señaló que el pescado es rico en aminoácidos los cuales son fundamentales y sumamente necesarios para formar y mantener los órganos, tejidos y el sistema de defensa frente a infecciones.
Piotti indicó “el pescado es rico en Omega 3. Su aporte calórico es bajo gracias a su contenido de grasas, que en sí es de 2% a 5% que son instauradas. Es decir, son las grasas más saludables para nuestro organismo. Cabe resaltar que para las personas que pretenden iniciar una dieta es buenísimo, tiene una potente presencia de minerales y oligoelementos como el yodo, hierro, zinc, fósforo, magnesio entre otros”.
Asimismo, la nutricionista explicó que a la hora de comprar un pescado hay que tomar en cuenta que el mismo esté fresco, como también realizarle la limpieza correspondiente; es decir, extraer las escamas y vísceras pero sobretodo mantener la cadena de frío hasta el momento de su preparación.
“Lógicamente los beneficios del mismo dependen demasiado de cómo uno prepare el pescado. Hoy en día se ve mucho el consumo de pescado frito, pero todos sabemos que al estar frito pierde lo positivo del mismo, eso está claro, las frituras de ninguna manera son buenas para nuestro organismo, ojo a tomar muy en cuenta no se excedan con el pescado frito es mejor cocinarlo a la plancha acompañado de un buena cantidad de vegetales”.
Por su parte, el jefe de la sala de emergencias del Hospital San Juan de Dios, Vladimir Velásquez, informó al NUEVO SUR sobre las propiedades del pescado, pero también recordó que en determinada época del año se recibe varios casos de personas adultas como pequeños con problemas, tras ingerir espinas por lo que recomendó tener los cuidados pertinentes a la hora de consumirlo.
Velásquez recomendó “como todo alimento natural los beneficios del pescado son muchos, la comida marina los pescados son muy importantes para todo organismo por su cantidad de nutrientes, en este caso el fósforo. Otro de los beneficios es que es un alimento cero colesterol es ideal para las personas que necesitan tener una dieta baja en calorías y rica en proteínas”.
En tal sentido, acentuó que otro de los minerales, de gran efecto para la salud, que posee el pescado es el hierro que es una sustancia beneficiosa para la formación en los niños, que tienen bajo peso y tamaño, por lo que el hierro siempre se les da como un suplemento aparte, cuando hacen el control de niños sanos y determinan esta falencia en los menores.
“El consumir pescado es muy bueno para la salud, obviamente que no sea frito porque ahí ya comenzarían a cambiar sus propiedades. Problemas al ingerir espinas son constantes, hay épocas del año en las que todos sabemos que se levanta la venta de pescado, entonces dentro del año hay casos que se ven que por comer, sin ningún tipo de cuidado, las espinas que en su mayoría son pequeñas se incrustan en las amígdalas, en el paladar”.
Velásquez apuntó que estos problemas se ven con mayor afluencia en personas de 40 a 50 años; sin embargo, también se presentaron en niños menores de un año o dos en que las madres, a pesar de que buscan sigilosamente las espinas, a la hora de darles este alimento algunas de estas quedan y son ingeridas por los pequeños.
“El pescado es un producto delicado para el tema del manejo, traslado, venta y el preparado, igual que todo producto cárnico y demás tiene que cumplir las medidas de seguridad e inocuidad alimentaria al momento de ser transportado y también en su venta en el mercado. En semana santa se hizo la única acción cuando hemos hecho un control conjunto con Senasag en horarios de la madrugada, con el apoyo de la Policía para poder verificar en qué condiciones el producto estaba entrando al mercado procedente de cualquier punto ya sea de Villa Montes o de Argentina en que muchos de los casos llegan en condiciones óptimas a los espacios de refrigeración, que tienen los importadores pero de ahí a veces los revendedores sacan en camionetas y trasladan rompiendo la cadena de frío”, dijo la representante del Viceministerio de Defensa al Consumidor en Tarija, Mónica Jurado.
También acotó que en su momento se incautó dos camionetas a las cinco de la mañana, aproximadamente, en el mercado Abasto, puntualizó que tuvieron inconvenientes porque en el momento se organizaron los comerciantes y quisieron tomar una acción de reacción, por lo cual junto con el Senasag dicha instancia tuvo que acudir al puesto policial, específicamente la EPI de Los Chapacos, para recibir resguardo.
“Posterior a eso se trasladó las cajas de pescado, aproximadamente como unas 40 cajas, al recinto aduanero y ya la Aduana dispone porque es un producto de contrabando y también tenemos conocimiento a través de la Dirección de Orden y Seguridad Ciudadana del municipio, que están constantemente controlando en el mercado como Intendencia para ver en qué condiciones se está vendiendo”.
Jurado destacó que está pendiente la visita a los puntos de preparado que existen, tomando en cuenta que se habilitaron bastantes especialmente en la zona de Juan XXIII como también en el mercado Campesino y el mercado Abasto donde hay muchos puntos de venta de pescado a la parrilla, frito y demás.
“Considerando que nuevamente está entrando en bastante cantidad pescado de Villa Montes, ahora vamos a tratar de agilizar esa inspección juntamente con el Servicio Departamental de Salud Sedes para verificar el tema de los aceites, que se estarían utilizando para el freído de los pescados. Quisiéramos aclarar que como Viceministerio de Defensa al Consumidor, a la cabeza del licenciado Guillermo Mendoza, si bien encaramos diferentes operativos a nivel nacional y departamental no es nuestra tuición principal inspeccionar la venta de pescados, existen autoridades competentes para ese tema para ello está la Intendencia el Sedes y Senasag”.
El NUEVO SUR procedió a llamar al Intendente Municipal, Nelson Ruiz, en el transcurso de la tarde de ayer para poder conocer de qué manera dicha instancia realiza diferentes operativos en la venta de pescado, especialmente en la zona de Juan XXIII en la que se puede evidenciar mesas y sillas en las aceras pertenecientes a las pescaderías obstruyendo la libre transitabilidad de los peatones.
Pese a la insistencia de la periodista, el Intendente colgó varias de las llamadas recibidas, por lo que no se pudo obtener información alguna de su persona.

Leer más