La Cámara Gesell que es utilizada para las entrevistas a menores víctimas de violencia sexual.

Contra niñas, niños y adolescentes: CEPAT en la presente gestión atendió 60 casos de víctimas de violencia sexual

Dicha instancia cuenta con una de las primeras cámaras Gesell establecida en Tarija desde el año 2009 con todas las características correspondientes para el buen uso de la misma. 

María José Oliva Grimalt

El Centro Especializado en Prevención y Atención Terapéutica en Violencia Sexual a niñas, niños y adolescentes CEPAT, informó al NUEVO SUR que en el transcurso de la presente gestión tienen 60 casos atendidos de víctimas de violencia sexual a niños, niñas ya adolescentes.
“El Servicio Departamental de Gestión Social cuenta con una unidad de prevención y atención a víctimas de violencia sexual, donde también se encuentra el área de CEPAT. En el municipio de Bermejo contamos con el CAT que es el Centro de Atención Terapéutica también para niñas, niños y adolescentes. En la gestión 2017 se tiene al momento en el CEPAT 60 casos atendidos de víctimas de violencia sexual”, dijo la responsable de la Unidad de Coordinación con Defensorías, dependiente de la Unidad de Prevención y Atención a Víctimas de Violencia Sexual, Patricia Figueroa.
Figueroa recordó que el pasado 9 de julio se desarrolló el segundo caminatón de acuerdo con el día nacional de solidaridad con las víctimas de agresión sexual y en contra de la violencia sexual a niñas, niños y adolescentes, con el apoyo de la Red de Violencia, conformada por diversas instituciones. Tal y como relató el NUEVO SUR, con anterioridad, esta actividad tuvo bastante afluencia además denotó la unidad de las instancias departamentales de Tarija, que día a día luchan por los derechos de las personas.

Incremento de casos
“Hay un protocolo que se debe seguir, es una ruta de atención, la víctima al primer lugar donde tiene que asistir es a la Defensoría o Fiscalía y ahí nos derivan los casos. Las edades de las víctimas están desde los ocho a 18 años de edad. Hay un incremento de casos con relación al año pasado, puesto que el 2016 cerramos con 104 casos”.
La misma, indicó que como Unidad de Prevención están trabajando a nivel departamental en todos los municipios del Departamento, realizando capacitaciones en temas de violencia sexual, tocando la Ley 348 para prevenir la violencia hacia la mujer como también socializando la Ley contra la trata y tráfico de personas.
“Dentro de la Unidad de Prevención tenemos el área de coordinación con defensorías; a través de esta área coordinamos con los responsables de las defensorías de cada municipio, ellos coadyuvan en hacer que las personas participen en los colegios, hemos trabajado con profesores, directores, padres de familia de comunidades y con el personal de distintas instituciones. De esta manera hemos llegado al municipio de Yacuiba, Villa Montes, Bermejo, El Puente”.
Figueroa apuntó que dentro del departamento de Tarija, la mayoría de los casos provienen de las zonas rurales puntualizando que no tiene datos exactos; sin embargo, existen bastantes casos de violencia sexual en Yacuiba y Villa Montes.
“En la mayoría de los casos se ha observado que los agresores provienen de la misma familia, tenemos que hacer un mayor trabajo en la prevención dentro de las familias, es un problema bastante grande. Hay que trabajar bastante con las mamás para hacerles comprender la importancia de que sus hijos tienen que hacer la denuncia y de que tienen que recibir el apoyo terapéutico”.
El CEPAT cuenta con una de las primeras cámaras Gesell de Tarija
“El uso de la cámara Gesell básicamente se ha creado para evitar la revictimización. La nuestra es una de las más antiguas, la tenemos desde el 2009. Cuando derivan los casos de la Defensoría nos llega la solicitud para poder usarla en el tema de las audiencias, ahí es donde nosotros prestamos los ambientes. Aquí se realiza la audiencia, básicamente vienen todas las partes, incluso el agresor con su custodio, pero la víctima y el mismo no s encuentran”, dijo el psicólogo de la Unidad de Prevención de Atención a Víctimas de Violencia Sexual, Edwin Altamirano.
En este entendido, explicó que existe un protocolo el cual se debe seguir, rigurosamente, para hacer un buen manejo de la cámara Gesell, por ejemplo: se instruye que el ambiente debe ser el adecuado para generar mayor confianza y seguridad en las víctimas.
“No tiene que encontrarse la víctima con el agresor, porque al hacer eso revive la situación de violencia por lo que, cuando llegan, evitamos este encuentro. Tenemos previsto un ambiente por donde pasa la víctima en donde está con la psicóloga, que va hacer la entrevista y después ingresa el agresor al otro sector. Algo que me extraña, quizás un poco, es que según el protocolo que existe de la cámara Gesell es que en realidad debería usarse para todos los casos que se presentan de agresiones sexuales como también en la violencia de género y delitos de trata y tráfico; nosotros prestamos el ambiente pero no lo solicitan tanto”.
La cámara Gesell cuenta con la sala de entrevista, que es donde se encuentra la víctima con la psicóloga y la sala de observación; ambas están separadas por un vidrio unilateral en donde la víctima no puede ver quienes están del otro lado observando.
Altamirano acotó “la víctima ve como un espejo, pero nosotros desde el otro lado la podemos observar. También el vidrio tiene la característica de impedir el sonido, podemos escuchar mediante un equipo todo lo que acontece en la entrevista. Se hace una grabación, que es la parte más importante porque esa es la prueba para el juicio porque esto se lo realiza en la etapa preparatoria. En el juicio no podría estar el niño, niña o adolescente prestando nuevamente su declaración y para evitar la revictimización usan la grabación, esta audiencia con la cámara Gesell a esto se lo denomina como un anticipo de prueba porque no va estar presente el menor en el juicio, eso lo transcriben donde firman todas las partes”.

Operativos de control en lenocinios
“El año pasado varias instituciones, a la cabeza de la Fiscalía y la Policía fueron a hacer inspecciones a lenocinios los días viernes, sábados y domingos en las noches, a partir de las 22 horas, y la verdad que cuando nos ha tocado acompañar no hemos identificado casos de menores en estos lugares, se hacía un buen control en todo sentido desde sanidad, verificación de carnets y demás”.

Leer más