Yamil García Delfín, secretario de Justicia de la Gobernación.

Costó de Bs 120 mil lo hicieron figurar como 900 mil: Aduana confirmó que Gobernación internó imprenta usada y no nueva

Este caso involucra al exsecretario de Economía, Grover Pereira Castrillo, al exdirector administrativo Eloy Jurado y otros exempleados como la representante legal de la empresa “Conoa”.

Fernando Barral Zegarra

Quienes compraron la imprenta alemana marca Heidelberg el 2014, en la gestión del exgobernador Lino Condori Aramayo, pagaron 120 mil bolivianos porque era a medio uso; sin embargo, hicieron figurar como nueva con un costo superior a 900 mil bolivianos.
La información fue confirmada por el secretario de Justicia de la Gobernación, Yamil García Delfín, al indicar que la Aduana, con requerimiento fiscal, envió documentos formales que confirmaron el ingreso de una imprenta a medio uso, no nueva como se documentó.
Los documentos presuntamente falsificados muestran la mercancía como nueva, cuando la póliza original denota que era usada, dijo al confirmar la diferencia de precios, según los documentos originales muestran 12 mil Euros igual a 120 mil bolivianos.
El funcionario explicó “pero el precio, que se hace figurar como referencial en la gestión 2014 de la Gobernación, es más de 900 mil bolivianos estamos hablando de un presunto sobreprecio sin precedentes con relación al costo real”.
Con el documento de la Aduana la Gobernación espera que la Fiscalía haga la imputación correspondiente, sin esa determinación no pueden asumirse medidas cautelares personales con los presuntos implicados como la anotación preventiva de sus bienes.
“Existen declaraciones testificales que hacen presumir que todo este proceso de contratación habría sido ideado desde un comienzo con la finalidad de comprar un imprenta usada con el concurso de exfuncionarios y proveedores”, sostuvo.
Este caso involucra al exsecretario de Economía, Grover Pereira Castrillo, al exdirector administrativo Eloy Jurado y otros exempleados como la representante legal de la empresa “Conoa”. En anteriores declaraciones también se mencionó al asambleísta Guillermo Vega.
Una declaración testifical dio cuenta que la imprenta antes de ser comprada por la Gobernación habría tenido más de tres millones de impresiones, aunque es probable que sea más, porque al momento de la compra alteraron el marcador del tiraje.
“Con la finalidad de mostrarlo como si estuviese en cero, como maquinaria nueva”, prosiguió García al indicar que la denuncia sobre esta imprenta en la Fiscalía fue efectuad hace más de un año, inicialmente este caso no fue admitido por el Ministerio Público.
Posteriormente tras gestiones de la Gobernación se revocó la no admisión y se ordenó proseguir las investigaciones, fruto de esa situación se obtuvo la nueva información con esos datos se espera que los fiscales asuman acciones y se dé la imputación.

Leer más