Rector de la UMSA, Waldo Albarracín.

Dan plazo de 15 días al gobierno: Universidades declaran emergencia y piden partida adicional de Bs500 MM

Albarracín sostuvo que hay una declaratoria de emergencia para acompañar esta petición en la eventualidad que el gobierno dilate y no responda favorablemente en el plazo de 15 días.

AGENCIAS

Las universidades públicas se declararon en emergencia y convalidaron su pedido al gobierno de un presupuesto adicional de 500 millones de bolivianos, para cubrir partidas de inversión en infraestructura que se vieron disminuidas a consecuencia de la caída en sus ingresos, por concepto del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) y la coparticipación tributaria.
Tras la conferencia de universidades cumplida este miercoles en La Paz, el rector de la UMSA Waldo Albarracín, celebró el encuentro con motivo del presupuesto, porque el conjunto de las universidades del sistema tiene necesidades muy grandes para continuar sus actividades.
Dijo que ya se había planteado el pedido, pero ahora fue convalidado como tema central de la conferencia, para exigir un apoyo económico de parte del gobierno, sumando las peticiones específicas de cada Casa Superior de Estudios.
Albarracín sostuvo que hay una declaratoria de emergencia para acompañar esta petición en la eventualidad que el gobierno dilate y no responda favorablemente en el plazo de 15 días.

Presencia condicionada
En torno a las elecciones judiciales, manifestó que las universidades resolvieron continuar en el proceso, pero con condiciones en cuanto al porcentaje de calificación para que la calificación de 26 puntos, suba a 36 puntos.
Explicó que es preciso cambiar la normativa en cuanto a los porcentajes. “Ahora es muy flexible, poco exigente y prácticamente permite una especie de habilitación incluso para aquellos que pudieran aplazarse y por eso se planteó utilizar la evaluación del sistema universitario del 50% más 1”, indicó.
Advirtió que la decisión de la conferencia es que ante cualquier irregularidad destinada a politizar o manipular, el sistema dará un paso al costado.
En relación a los ocho representantes que fueron acreditados inicialmente ante la Asamblea Legislativa, afirmó que los mismos fueron cesados por las observaciones e impugnaciones públicas por ausencia de credibilidad en varios de ellos.
Aclaró que la designación de los nuevos representantes saldrá de los consejos universitarios, tomando en cuenta la solvencia moral y la trayectoria de las personas, para evitar que sean observados tal como ocurrió con la primera designación y sobre todo con el delegado del Beni.
“Se ha enfatizado que no pueden ratificadas ninguna de las personas contra quienes se han efectuado denuncias sobre su falta de credibilidad e imparcialidad”, puntualizó aclarando que no hay plazo perentorio para que las universidades acrediten a sus representantes.
En torno al retorno a la UMSA, dijo que mucho depende que alguien lo plantee hasta el próximo miércoles, pero Albarracín observa que será difícil que cambie, porque se necesita dos tercios en el Consejo Universitario paceño, que llevó la propuesta que todas las universidades abandonen el proceso de calificación.

Leer más