Julio Aguirre Ulloa, presidente de la Asociación de Avicultores de Tarija, quien hizo conocer la situación por la que atraviesa su sector.

De acuerdo a su Presidente: Avicultores de Tarija tienen semestre económico casi de desastre

A través de la importación de carne de pollo también se introdujo un problema sanitario, Tarija se ha visto afectada con ciertas afecciones virales como la laringotraquitis y TRT, dos enfermedades que no había en Tarija y que aparecieron de repente.

Fernando Barral Zegarra

La economía de los avicultores de Tarija en los primeros meses del año, fue casi de desastre por los diferentes problemas que siguen enfrentando, el incremento de los costos de operación y el contrabando, entre otros problemas.
“Casi desastrosa, primero ha habido una fuerte invasión de productos de la competencia de Santa Cruz, Cochabamba, por el precio, ha habido una sobreoferta de pollo”, confirmó el presidente de la Asociación de Avicultores de Tarija, Julio Aguirre Ulloa.
A través de la importación de carne de pollo también se introdujo un problema sanitario, Tarija se ha visto afectada con ciertas afecciones virales como la laringotraquitis y TRT, dos enfermedades que no había en Tarija y que aparecieron de repente, reveló.
Este factor y los otros hizo elevar el costo de producción de carne de pollo en Tarija, los avicultores decrecieron entre un 18 a 20%, se espera que esta situación mejore y los productores vuelvan a ingresar al ciclo productivo.
“En algún momento se pensará incrementar el costo de la carne de pollo para restablecer la producción, no vamos a especular, cuando hay sobreoferta el precio cae y se desincentiva la producción”, prosiguió al admitir que muchos están en una etapa de subsistencia.
Consultado si están trabajando a pérdida, respondió con una comparación, hace dos meses en el país la situación era crítica, en Santa Cruz el kilo llegó a costar cinco bolivianos el kilo vivo, cuando el costo de producción está por encima.
En Tarija por las condiciones de transporte los costos son mayores, el precio del kilo de pollo cayó hasta 11 bolivianos, no permite cubrir siquiera los requerimientos del sector avícola, como es el caso de los comercializadores.
Los avicultores esperan que esta situación cambie y las variables de producción se equilibren, aunque por el período de invierno podrían ser afectados por otros factores más, acotó al indicar que en Tarija hay unos 300 productores de pollo entre medianos y pequeños.
La avicultura en Tarija es casi familiar, las escalas de producción de Cochabamba y Santa Cruz son muy grandes y no permiten competir, además la materia prima está en el oriente, se trae maíz, soya, los costos de transporte hacen al rubro vulnerable, agregó.
Todavía no puede hablarse de un incremento en el costo de la carne de pollo, se trata de ciclos que llevan su tiempo, hasta que el avicultor sienta en su bolsillo la pérdida que ha sufrido y tenga que rehabilitarse, concluyó.

Leer más