Tarija el 2020 será el tercer departamento en crecimiento poblacional

Marcel Ávila Reese

Habrá más gente en Tarija en los próximos tres años, la fundación Jubileo informó que será el tercer Departamento con crecimiento poblacional previsto hasta el 2020, después de Pando y Santa Cruz.
Es común pensar que cada año se incrementa el número de gente en las principales ciudades capitales, pero si tomamos en cuenta los datos de Jubileo ciudades como La Paz, Sucre y Potosí tendrán un porcentaje mucho menor porque sus tasas de crecimiento poblacional serán inferiores al 1%.
El aumento de la población trae consigo muchos desafíos, por ejemplo la inserción laboral, el mejoramiento del sistema integral de salud, la adecuación permanente y modernización del sistema educativo, la seguridad social y la producción de alimentos.
No se trata solamente de un proceso migratorio como lo fue en Tarija hace 20 o 25 años, sino de la ampliación de la base poblacional producto del desarrollo departamental y la tasa de nacimientos, que desde luego tienen que ver con la capacidad habitacional, los servicios básicos, la estructura laboral informal más que formal, combinada con la expansión del promedio de vida y la tasa de fertilidad.
Según el análisis de la fundación Jubileo, serán el 2020 las personas entre 15 y 59 años las potencialmente activas, los jóvenes representarán en muy poco tiempo el 59% de la población nacional.
Tarija no solo debe estar ya preparándose para afrontar esta realidad, sino promover, a través de sus principales instituciones, políticas de inversión con retorno que dinamice el trabajo, apertura de nuevos frentes laborales con demanda probada y permita, a jóvenes y adultos, generar sus propios recursos económicos sin la dependencia familiar a la que hoy, a pesar de trabajar, están sometidos por la falta de fuentes laborales dignas y permanentes.
El 2020 Tarija superará el medio millón de habitantes, pero aunque sea todavía en número pequeña si la comparamos con otras ciudades principales tendrá en su composición poblacional a más gente joven y adulta mayor inserta en procesos de generación de riqueza o mantención del gasto público, para lo cual se requiere pensar y proyectar planes de promoción para crear emprendimientos sustentables en el caso de los jóvenes, consolidar la transmisión de experiencias y la renovación de conocimientos desde los 50 años en adelante.
Hoy el intercambio generacional no es un mito, es una realidad permanente que demanda transformaciones a niveles culturales, educativos y de revalorización de las competencias profesionales y no profesionales logradas.
Tarija debe tener claro su rumbo para el desarrollo social y el crecimiento económico, como una política departamental no ocasional ni esporádica, a la que ningún cambio de gobiernos departamental, municipal le haga mella.