Adrian Oliva Alcázar, gobernador de Tarija, ayer realizó la inspección de la obra caminera de Bermejo-San Antonio.

Tiene un 81% de avance físico: Gobernador recorrió los primeros 31 Km asfaltados de Bermejo-San Antonio

Recordemos que éste proyecto tuvo un sinfín de antecedentes, ya que en la gestión interina de Lino Condori fueron objeto de malos manejos administrativos en cuanto a recursos económicos, lo cual generó paralizaciones por falta de presupuesto.

Nuevo Sur

El día de ayer en la localidad de Bermejo, el gobernador del Departamento de Tarija, Adrián Oliva Alcázar, realizó la inspección del tramo carretero Bermejo-San Antonio ya con unos de 31 kilómetros asfaltados, que beneficiarán a más de tres mil familias de ocho comunidades se integrarán a la región fronteriza con el Chaco.
La máxima autoridad departamental manifestó su emoción por los considerables avances de la obra caminera. Sostuvo “este camino está pensado precisamente para apoyar el sector productivo, para que el día de mañana tenga mejores condiciones. Por eso me siento contento por la meta que nos habíamos propuesto”.
El gobernador recordó los problemas que hubo con este proyecto al iniciar su gestión, por ello se realizaron diversos reajustes para su ejecución y en tiempo récord logró este importante avance físico de la obra, que contó con una inversión de más de 90 millones de bolivianos.
Oliva indicó que este tramo viene a ser un proyecto estratégico, que va a unir la región fronteriza de Bermejo con el Chaco y expresó que se busca generar un modelo de desarrollo departamental; asimismo se comprometió a desarrollar estrategias que inyectarán producción a la economía tarijeña, proveniente de las comunidades beneficiarias.
“Aquí hay mucho trabajo, debemos agradecer a la empresa constructora, a la supervisión, al Sedeca, ya que aquí podríamos haber tenido un gran juicio o un proyecto concluido. Yo he preferido tener un proyecto concluido. Nuestra preocupación es de que este proyecto se entregue; ustedes verán si hicimos bien o hicimos mal”.
El avance físico de esta importante obra caminera se encuentra con asfalto al 100% en el primer tramo, denominado Colonia Linares-Puente San Telmo y cuenta con más de 12 mil 300 metros de cunetas de hormigón, alcantarillas y puentes que se unen al segundo tramo.
El tramo II que estipula el Puente San Telmo y la comunidad de Trementinal cuenta con una longitud asfaltada de 12,2 km con sus respectivas áreas físicas, que lo componen, tanto alcantarillas, puentes como cunetas de hormigón.
Entretanto, la última etapa que comprende la comunidad de Trementinal y el Puente San Antonio tiene el 97% de trabajos en corte y un 95% en terraplenes, generando un avance total del proyecto de un 81% desde la ciudad fronteriza de Bermejo hasta la comunidad de San Antonio.

Otras actividades
El gobernador no solo realizó la inspección al tramo Bermejo-San Antonio, sino también efectuó la visita a la estación ‘9’ del Servicio Departamental Agropecuario Sedag, donde se realizó la capacitación a más de 40 mujeres del Servicio Departamental de Empleo Sedem, quienes se instruyeron en manejo citrícola con miras a generar nuevas alternativas de desarrollo productivo.
La Gobernación garantizó la inversión en la zona fronteriza de Bermejo con más de 37 millones de bolivianos, dirigidos a proyectos y gracias a la política de reactivación económica. Este monto estará destinado a generadores, atajados y estanques en las comunidades de Candadito, Porcelana, Arrozales y asimismo, para la planta procesadora de cítricos, la construcción de puentes y la Implementación del proyecto “Ciudad Segura”.