Una de cal y otra de…

M.O.R

Con profunda tristeza, estuve pegada a las noticias sobre el infierno que se desató en nuestra tierra llevándose consigo vidas y dejándonos un enorme daño ecológico, definitivamente nadie está preparado para estos desastres, pero nosotros menos que nadie.
Quiero felicitar y agradecer a todas las personas que sin pensar dos veces y sin la indumentaria adecuada fueron a poner el hombro a Tarija, agradecer al Comité Cívico Femenino a la cabeza de la señora Fátima Carrasco que organizó la ayuda de refrigerio para nuestros valientes voluntarios.
Hombres y mujeres de todas las edades hemos demostrado que estamos unidos y cuando un pueblo está unido todo lo puede ¡Que viva Tarija!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *