UNA DE CAL Y OTRA DE…Entre la fe y la maldad

M.O.R

Entre la fe y la maldad
Hay muchísimas personas que piensan, que después de hacer una maldad basta con ir a misa los domingos y comulgar. El desprestigiar a una persona ya sea político o no, el murmurar con el cuento de (no se lo digas a nadie) a sabiendas que ese (nadie) repetirá las mismas palabras a otra persona, hace que una bolita pequeña de nieve se convierta en un iceberg.
Muchas personas confiamos en que lo que cuentas no se divulgará, cuan equivocados estamos, se divulga y bien divulgado a sabiendas del terrible daño que están haciendo. Creo que se debería evitar hablar de las personas sin conocimiento.
Yo no soy política, no lo he sido ni lo seré nunca, pero me parece terrible que todas las obras mal hechas en la ciudad digan que son de la gestión del licenciado Oscar Montes, cuando Rodrigo Paz era presidente del Concejo Municipal.
No me parece justo cada uno tiene que asumir sus propias responsabilidades…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *