Momento en que personal de Setar realizaba los trabajos de reposición del servicio eléctrico en el Banco FIE.

Una sigue en observación: Dos mujeres recibieron descarga eléctrica mientras trabajaban limpiando edificio

Al subir al techo para limpiar, en un descuido una de ellas hizo chocar su haragán contra uno de los cables de alta tensión que pasa cerca del edificio.

Mario Enrique Espinoza

El lunes cerca de las 16:10, como cada día, ambas mujeres se encontraban cumpliendo sus labores cotidianas de limpieza de instituciones privadas, pero al subir al techo y en un descuido una de ellas hizo chocar su haragán contra uno de los cables de alta tensión que pasa cerca del edificio.
Ella quedó inconsciente y sin poder moverse, su compañera rápidamente la retiró del contacto para que no siga recibiendo la descarga, pero en ésta acción también recibió descargas eléctricas y quemaduras en sus manos.
Posteriormente llegaron otras personas que socorrieron a la víctima, mientras llegaba personal adecuado para el rescate correspondiente.
Las compañeras de trabajo recibieron un gran susto al ver en esa situación a su compañera y NUEVO SUR intentó dialogar con ellas, pero ninguna quiso acceder a una entrevista, solo una trabajadora indicó que ella se encontraba abajo en ese momento y que no había visto nada.
Según reporte preliminar del cirujano de turno del Hospital Regional San Juan de Dios HRSJD, Marcelo Durán, hasta ayer en horas de la noche no se podía dar un informe certero de la situación de las afectadas, ya que en éste tipo de accidentes pueden verse comprometidos los órganos vitales, mismos que pudieran reaccionar de manera posterior.
La primera recibió la mayor cantidad de lesiones que se registran en el punto de entrada “de la energía eléctrica”, que es la zona de las manos. También por los puntos de salida que son los pies, pero además presenta quemaduras en otras partes del cuerpo, sostuvo Durán.
“Obviamente existe un complejo de dolor generalizado evidentemente, están estables ambas, estamos complementando los estudios respectivos de radiografía y laboratorio, pero ellas van a ser internadas en el hospital del quemado para recibir atención médica”.
El hecho se dio en el edificio del Banco FIE ubicado sobre la calle La Paz al promediar las 16:15, fuentes extraoficiales indicaron que los nombres de ellas son Abigail Soliz Mamani de 30 años de edad, quien fue la más afectada y la heroína fue Doris Beatriz Patzipati de 36 años oriunda de La Paz.
De igual manera, de forma extraoficial se sabe que la más afectada tendría cerca del 50 por ciento de su cuerpo quemado o afectado por la descarga eléctrica, mientras que su compañera de trabajo tiene casi el 20% de daño.

Momento en que personal de Setar realizaba los trabajos de reposición del servicio eléctrico en el Banco FIE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *