UNIVERSIDAD AUTONOMA JUAN MISAEL SARACHO “ELECCIONES UNIVERSITARIAS”

JHONNY RIVERA
Lic. En Educación Técnica y Tecnología

En el mes de junio nuestra columna “Universidad autónoma Juan Misael Saracho” cumple una década de verter opiniones y críticas constructivas, con la finalidad de aportar y cooperar con la principal institución de Educación Superior del Departamento de Tarija. Haciendo las aclaraciones del caso que el suscrito no es el único que aporta con opiniones, sino más bien son algunos docentes y estudiantes, más gente de la población que dan sus criterios para enriquecer esta columna, con los argumentos y sus respaldos correspondientes sin interés personal , además en las opiniones vertidas durante este tiempo no se ha defenestrado a nadie, dirigentes u autoridades alguna por lo que no señalamos nombres sino los cargos que ocupan, otra de las características de esta columna es de no favorecer a los grupos de poder con intereses velados más bien todo lo contrario.
Entrando al tema prometido sobre “la toma del campus universitario”, llama poderosamente la atención a propios y extraños y pueblo en general estas nuevas medidas que no son bien recibidas por todos, porque perjudica enormemente a la institución siendo que todavía se mantiene vigente instrumentos poderosos como la Autonomía Universitaria y el Cogobierno Docente – Estudiantil que costo reconquistarlos, teniendo instancias académicas y de gobierno, como son: Los Consejos de Planeamiento, y Seguimiento Curricular de cada carrera, los Honorables Consejos Facultativos, El Honorable Consejo Universitario, El Honorable Consejo universitario Ampliado y la Asamblea Docente estudiantil ponderada, todas estas instancias de gobierno están los docentes y estudiantes haciendo paridad donde pueden ventilarse libremente todos los temas, académicos, económicos, orgánicos, sociales y políticos donde se delibera, se analiza, se resuelve, se instala procesos y se sanciona. En alguna época algunos universitarios y docentes fueron expulsados del sistema universitario por haber participado en los golpes de Estado y dictaduras. En todo caso si un grupo docente – estudiantil no es representado en algunas de las instancias de Gobierno, puede acudir por escrito pidiendo audiencia a cualquier instancia que le compete si en últimos casos no son escuchados se puede acudir a todo tipo de órgano de prensa sea oral, escrita o televisiva, para ello esta columna se ofrece para la difusión de los planteamientos, denuncias, sobre los actos irregulares que se presenten en la actividad universitaria.
Por otra parte llama profundamente la atención de igual manera, el funcionamiento de nuestra Universidad Estatal, tenga tropiezos y no esté abierta para la población, como esgrimen en la famosa “cantaleta” en las campañas electorales “la U para el pueblo”, simple y abominable demagogia por algún tipo dirigencial, con intereses personales y no institucionales
A las claras los principios autónomos universitarios se vienen lesionando paulatinamente por la influencia de fenómenos externos, como internos que se están produciendo en nuestra Universidad Tarijeña, como se hado de igual manera en las otras universidades del interior.
Uno de los mayores males que aquejan a nuestra sociedad y en particular la tarijeña es LA CORRUPCION que se expande por todas nuestras instituciones públicas y privadas, que hacen gala de sus bienes mal habidos mostrándose ante la sociedad como expresión de inteligencia, audacia y algunos casos de experiencia ideológica.
Debemos de hacer comprender a nuestra gente que desde ningún punto de vista la corrupción es buena y lo único que hace es perjudicar el desarrollo de nuestra sociedad en la cual vivimos y que al retrasar el desarrollo social, nos engañamos a nosotros mismos como entes sociales y que no debería sobreponerse la ambición de unos a la postergación de los demás
Las fuerzas abanderadas de la Autonomía Universitaria en alguna época coadyuvaron en la formación de una conciencia de liberación nacional y ende cuadros portadores de esa ideología. Estas mismas fuerzas lograron que gran parte de la Universidad Pública Boliviana se constituya hace una veintena de años, en trinchera de lucha por la soberanía y la independencia, algunos sectores avanzaron aún más, en el fortalecimiento de las organizaciones revolucionarias.
Desde esta columna exhortamos que prime la unidad y la racionalidad en el Sistema Universitario Estatal porque vienen tiempos difíciles a nuestro Estado Plurinacional y en espacial a nuestro departamento de Tarija.
Toca a los estudiantes universitarios rescatar el protagonismo positivo que les corresponde en el propósito de una Universidad y unos profesionales para el pueblo, para la patria, su soberanía y su desarrollo, científico económico y social. Una U Pública en el sentido más alto de la palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *