Yacuiba, polo petroquímico

Esteban Farfán

IMPORTANTE DOCUMENTO: El prof. Adary Oliveira, es uno de los patricios del estado de Bahia, responsable del ‘milagro bahiano’. Este libro describe con detalle todo el proceso.
Yacuiba tiene mucho mejores condiciones que Bahía, por lo que depende de nosotros en la próxima elección. Si continuamos con los mismos políticos, esta triste realidad va a continuar siendo la misma. Y no se trata de cambiar de élite por cambiar., La nueva élite gobernante, debe aparecer con nueva mentalidad, sino, no tiene sentido el cambio. No se trata de cambiar por otros que hagan lo mismo que los actuales.

LA BUENA Y MALA SUERTE DEL GRAN CHACO
Yacuiba y el Gran Chaco a lo largo de su historia tuvieron buena y mala suerte al mismo tiempo. ¿Cuál es la causa principal por la que el Gran Chaco teniendo cuantiosos recursos naturales, su economía no se ha diversificado? ¿Por qué el Gran Chaco teniendo todas las condiciones para convertirse en una región rica, no ha podido salir de la pobreza y atraso? ¿A qué se debe su situación de abandono y miseria? ¿Por qué el Gran Chaco sigue siendo una región rentista y mendiga?
Buena suerte, porque Dios ha bendecido profusamente a esta región con abundante recursos naturales que en su momento dinamizaron la económica local. El quebracho, el petróleo, y ahora el gas, fueron recursos que se han explotado hasta agotarlo y generaron expectativa de progreso y desarrollo en la región. En su momento la explotación de petróleo en las entrañas del Gran Chaco ha sostenido el país, y ahora el gas, le dio a Bolivia una bonanza económica única en la historia, nunca antes vista.
Mala suerte, porque el Gran Chaco no ha tenido líderes, clase política, dirigentes visionarios, capaces, comprometidos, competentes y generadores de ideas, de acuerdo a la circunstancia histórica. Es una lástima comprobar que nuestra Región teniendo todas las condiciones para convertirse en una zona próspera y rica, no ha aprovechado la oportunidad que le ha dado la naturaleza. Ni antes, ni ahora.
AVENTUREROS IGNORANTES
Si revisamos rápidamente la lista de autoridades, nos vamos a dar cuenta inmediatamente que los que nos gobiernan son aventureros de la política con buena suerte, e improvisados intrépidos, demagogos, mediocres que fracasaron como ‘profesionales’ y que fácilmente saltaron a la política, porque vieron oportunidades para hacerse rico; es decir, aprovecharon de la noble actividad política para enriquecerse.
No hay un político profesional, que conozca o entienda de política o gestión pública. Todos, o casi todos, son improvisados que impulsados por la codicia, la avaricia, el dinero fácil se convirtieron en ‘políticos’ de la noche a la mañana. Son los políticos de ocasión, los oportunistas, trepadores, que abundan en una sociedad noble como la chaqueña. De este tipo de personas, no se puede esperar resultados que favorezcan a la mayoría, porque lo que deciden está en función a sus intereses. Acomodan las circunstancias para sí.
Este tipo de fenómeno político ha sido alentada e impulsada aún más, con la llegada del MAS y su ‘proceso de cambio’. Efectivamente se ha popularizado y plebeyizado la política, pero ha bajado notablemente de calidad. Las compuertas para el acceso a los espacios de poder se abrieron de par en par para que cualquiera ingrese, y en ese cambio, los más lanzados aprovecharon la circunstancia, y se hicieron de los mejores puestos.
Normalmente la persona dosificada, prudente, tiene ciertos frenos naturales producto del refinamiento que le impides ser temerario y arrojado, por lo que siempre reflexiona, analiza, evalúa para tomar decisiones para que éstas que sean efectivas. En cambio el simple, siempre es audaz, determinado, radical, y decidido.
EL PROBLEMA DE FONDO
Para un pueblo como el Gran Chaco, éste es un problema muy serio, profundo y responsable de la situación actual. Política y sociológicamente, no veo otra explicación que la culpabilidad de la clase dirigente de la situación actual.
Los llamados “padres fundadores” de la sociología moderna (Karl Marx y Max Weber), nos brindan ciertas luces para determinar a la clase política como aquella que detenta el poder público y decisorio de un grupo social determinado, y responsable de su futuro histórico. Este grupo agente y poseedor del poder decisorio, es el superior de la pirámide social y es el que define en función a su cualidad, la determinación histórica. Marx y Weber están de acuerdo que forman parte de esta élite los que poseen un poder económico y político. La disputa se presenta al momento de definir si es el económico sobre el político o viceversa. Yo creo, que depende de la consistencia del grupo social.
En el Gran Chaco, tenemos una clase política miope, egoísta, utilitaria, rapaz, e incapaz. Una clase política que sólo piensa en hacerse millonario rápidamente usando los peldaños de la política. Para desgracia nuestra, no hemos tenido a políticos profesionales sino a audaces, ‘outsider’ que han visto en la política una forma de hacerse rico de la noche a la mañana sin trabajar. Es por ello que vemos con mucha tristeza y pesadumbre que lo único que se encuentran bien después de la bonanza, son los políticos.
Después de diez años de bonanza, no se ha logrado construir una burguesía, una base ancha de clase media, que genere riqueza y sostenga el aparato productivo después de pasada la fiesta. Ha pasado la farra y hay que recoger las botellas, y alguien debe pagar la cuenta. Siempre, pero siempre la mayor parte de la factura la pagan los pobres, los plebeyos, los de las villas, los de la periferia, justamente los que fueron seducidos/engañados con discursos dulces y embelesados en tiempo de campaña y ahora sufren las consecuencia.
LA IMPORTANCIA DE UNA BURGUESÍA
Insisto. Nuestra clase política, no ha tenido la capacidad de crear una burguesía, una clase media, un grupo de empresarios para sostener una estructura económica de inversión que genere empleo y diversifique la economía.
En el Chaco no hay empresarios, sino comisionistas, lo que yo llamo “empresas de maletín” que no poseen una carretilla, pero que se adjudican grandes obras dando jugosas coimas a los políticos de turno. No arriesgan, no emprenden nada, porque usan el dinero público para hacer las obras concedidas, siempre con sobreprecio. Tan sólo menos de la mitad del presupuesto invierten, lo demás se reparten entre los políticos y las jugosas ganancias que ellos retienen.
Los políticos son tan egoístas que para no ser cuestionados y descubiertos, toman a comisionistas de otras partes, y no locales para adjudicar obras. Es triste ver la realidad actual de la Región de Gran Chaco. Duele mucho constatar que en tanto tiempo, tantas oportunidades que tuvimos, no pudimos consolidar una estructura que posibilite mejor vida para todos.
Este tipo de políticas debe beneficiar a todos, a los de arriba como a los debajo. Para ello hay la necesidad y urgencia de diseñar políticas públicas orientadas a reactivar el aparato productivo, que garantice la generación de riqueza, y abandonar para siempre la mentalidad rentista.
UNA PRUEBA FEHACIENTE QUE SE PUEDE CAMBIAR YACUIBA
La semana pasada, junto a un grupo de autoridades y empresarios, hemos visitado El estado brasileño de Bahía. Estuvimos en la prefectura (municipio) de Salvador Bahía (São Salvador da Bahía de Todos os Santos y primera capital del Brasil Colonial. Sus habitantes son llamados soteropolitanos) y Camaçari por el lapso de cinco días, conociendo in situ, la experiencia relacionada a la industrialización de los hidrocarburos de estos municipios
Salvador de Bahía, situada en la Microrregión de Salvador, la ciudad es una metrópoli regional con más de tres millones de habitantes, siendo la ciudad más poblada del Noreste de Brasil, la tercera más poblada de dicho país. Su área metropolitana, conocida como Región Metropolitana de Salvador o Gran Salvador, posee 3.767.902 habitantes, lo que la torna en la tercera más poblada del noreste, la séptima de Brasil y la 111° del mundo.
A su vez, Salvador es sede de importantes empresas regionales, nacionales e internacionales. Fue en Salvador donde surgió la Odebrecht que, en 2008, se volvió el mayor conglomerado de empresas, dedicadas a la construcción civil y la petroquímica en América Latina, con varias unidades de negocios en Salvador, Río de Janeiro, São Paulo y diversos países del mundo. Aquí surgió también la poderosa megaempresa (holding) Braskem.
Braskem es el principal productor de resinas termoplásticas del continente americano, posee 36 plantas industriales en Brasil, Estados Unidos y Alemania y produce más de 16 millones de toneladas al año de resinas termoplásticas y otros productos petroquímicos. También es el líder mundial en la producción de biopolímeros en la planta de PE ecológico, que fabrica más de 200,000 toneladas de polietileno al año, a partir de etanol de caña de azúcar.
Braskem controla los tres principales complejos petroquímicos de Brasil, situados en las ciudades de Camaçari (Bahía), Mauá (São Paulo) y Triunfo (Rio Grande do Sul). Además de estos tres complejos petroquímicos, Braskem también controla un complejo en Duque de Caxias (Río de Janeiro), en el que se usa el gas como materia prima en lugar de la nafta. Las plantas de petroquímica básica son responsables del suministro de etileno y propileno a las plantas de polímeros situadas en las cercanías. La compañía también produce otros productos químicos como el benceno, butadieno, tolueno, xileno e isopreno. Estos compuestos se venden principalmente a otras empresas químicas radicadas en los mismos complejos, tales como Innova, Elekeiroz y Dow Chemical.
NECESITAMOS CONSOLIDAR LAS PPP (ALIANZAS PUBLICO-PRIVADA)
Hemos visitado varias empresas dedicadas a la diversificación de los hidrocarburos (gas, petrolero y nafta), como también se sostuvo encuentro con organizaciones corporativas de empresarios, un centro de capacitación especializado, y también se mantuvieron reuniones con entidades del Estado como la Gobernación de Estado de Bahía, Parlamento y los municipios.
He quedado impresionado con las instalaciones de la empresa Braskem, que tuvimos que hacer el recorrido en un bus, por lo grande y amplio de las instalaciones de la empresa.
Todos ellos nos han comentado sobre el milagro de Bahía, pues esta ciudad de pescadores, se ha convertido en un polo de desarrollo en menos 40 años; han aprovechado muy bien sus condiciones para industrializar las materias primas. Bahía es el estado vanguardista de la industrialización del gas, y en este Estado se han forjado multinacionales como Braskem y Odebrech.
Bahía ha identificado alguna de sus ventajas y ha aprovechado algunas de sus condiciones competitivas, y creado el clima favorable para que las empresas se asienten en el lugar.
Bahía tiene mucha historia, porque el navegante portugués Pedro Álvares Cabral atracó en lo que hoy es Porto Seguro, en la costa sur de Bahía en 1500, y tomó posesión del mismo para Portugal. En el año 1549 se fundó la ciudad de Salvador. Me quedé con las ganas de conocer este lugar, que me ha llamado la atención, la falta de tiempo no me ha permitido trasladarme a este lugar.
DE UN PUEBLO DE PESCADORES, A CIUDAD VANGUARDISTA EN LA INDUSTRIALIZACIÓN DE HIDROCARBUROS
Hace 40 años, Bahía era un pueblo que tenía menos de 100.000 habitantes y era un municipio de pescadores. El Estado federal explotó el petróleo en la zona y Bahía no percibió los beneficios que le correspondía, por lo que su élite, su clase política, decidieron emprender un plan estratégico directivo y cambiaron su matriz productiva de proveedor de materia prima, por el de industrialización, haciendo que el estado (Estado federal y municipio), generen condiciones propicias para atraer inversiones privadas, sobre todo extranjeras, y nacionales.
Esta élite ha hecho un pacto político social empresarial, en el que han decidido abandonar sus egoísmos y mezquindades, y apostar por un futuro mejor, definiendo una estrategia de desarrollo claro apostando al capital privado.
Se pusieron mano a la obra acondicionando el estado y los municipios para que se convierta en un espacio atractivo para las inversiones, y para ello determinaron una lista de prioridades, sin descuidar a los habitantes de cada uno de los municipios. Lo importante es que hubo un plan directivo (así lo llaman ellos) consensuada, que ha determinado la ruta y la voluntad/energía para poner en marcha dicho plan de manera conjunta, tanto los politos como los privados.
Primero fueron empresas extranjeras las que se asentaron en el lugar aprovechando las ventajas logísticas, sociales, tributarias. Luego poco a poco, la inversión extranjera se ha reducido, como resultado de la consolidación de una burguesía local que no ha dudado en apostar por los emprendimiento y aprovechar la coyuntura, a tal grado que en este momento la inversión extranjera es mínima. Se invirtió la torre.
Ellos han apostado a lo que se conoce como las PPP (Public-private partnership), alianzas público-privadas, que consiste en que se combinan los esfuerzos públicos y privados para ciertos emprendimientos.
Este tipo de políticas, les ha funcionado. Consiste en un trípode en el que participan el sector público (Gobierno), el sector privado (empresarios privados locales/regionales) y el capital extranjeros (transnacionales). El estado regula, controla y sanciona.
¿QUÉ HACEMOS?
Este tipo de experiencias, no es nuevo. Santa Cruz es producto de la planificación estratégica, y sobre todo de la visión de sus líderes, de su élite, de su clase política sobre todo. En una ocasión escribí sobre el Plan Mervin Boham.
El problema es que podemos hacer planes de todo tipo y para todos los gustos, pero si continuamos con la misma élite que nos gobierna desde hace 20 años, no vamos a cambiar de realidad. El secreto está en el cambio de élite por una con una mentalidad nueva, visionaria, comprometida, desprendida y abierta a los cambios.
Si el Chaco y Yacuiba continúan con la actual élite tradicional, pesada, y sobre todo corrupta y mezquina que sólo piensa en sí misma, no vamos a producir los cambios que tanto esperamos.
Tenemos a políticos muy buenos para el discursos, para la demagogia para la mentira, que saben muy bien que le mienten, que engañan al pueblo, porque su único objetivo es cambiar la vida de ellos aprovechando de la administración de los recursos públicos a través de la corrupción.
Por eso vemos elefantes blancos por todos lados, obras con sobreprecio, mal hechas, sin planificación. Alcaldes, gobernadores, concejales, disputados asambleístas que priorizan el cemento, porque ahí está el jugoso negocio y las posibilidades efectivas de hace ruan buena mordida. Tienen incrustado el chip rentista, y no el de la generación de la riqueza.
En Yacuiba no hay un político pobre que haya administrado recursos públicos. Todos los que pasaron por la administración pública, de la noche a la mañana se han convertido en millonarios, y a pesar que hay una ley draconiana, dura contra los corruptos, los mismos caminan por las calles orondos, haciendo gala de la riqueza mal habida de manera impune.
Muchos han hecho un modo de vida la política, por lo que hacen cualquier cosa para mantenerse en los espacios de poder, porque les ha resultado muy cómodo aprovechar de las coyunturas para beneficiarse de manera suculenta, mientras la gran mayoría sigue pobre y miserable.
Yacuiba tiene mucho mejores condiciones que Bahía, por lo que depende de nosotros en la próxima elección. Si continuamos con los mismos políticos, esta triste realidad va a continuar siendo la misma. Y no se trata de cambiar de élite por cambiar., La nueva élite gobernante, debe aparecer con nueva mentalidad, sino, no tiene sentido el cambio. No se trata de cambiar por otros que hagan lo mismo que los actuales.
El entonces diputado Mario Cossío ha tramitado una ley denominada Ley de Promoción Económica de Yacuiba el 28 de diciembre de 2007, hasta la fecha dicha norma no tiene reglamento después de 10 años de ser aprobada. Vergonzoso. Es que a ninguno de nuestros políticos le ha importado apostar a este tipo de emprendimiento. Sólo tres lugares en Bolivia tienen este tipo de preferencias. El Alto, Cobija y Yacuiba. Yacuiba tiene un instrumento jurídico muy importante, y que debe ser utilizado para reactivar la economía local.
La Ley Departamental 49 (Ley de Parques Industriales), fue aprobada el 27 de marzo de 2012, y hasta la fecha no fue implementada. No existe una estrategia pública orientada a usar estos instrumentos jurídicos básicos para cambiar la realidad de la región. De que sirven las leyes, si no se aplican las mismas. Los políticos solo se acuerdan en tiempo de campaña para buscar el voto, pero una vez que pasa, las leyes vuelven a sufrir el olvido.
MI PROPUESTA
Propongo la conformación de un Comité Impulsor del Polo Petroquímico de Yacuiba, en el que todos los sectores representativos de Yacuiba se encuentren comprometidos con el cometido; esto, con el fin de hacer realidad entre todos este tipo de emprendimiento. En los próximos días presentaré un proyecto de ley que tiene como objeto el de conformar este comité, además de establecer una estratégica y pacto político social, que viabilice el cambio de la matriz productiva de Yacuiba y del Gran Chaco.
Yacuiba debe dejar de ser rentista, y convertirse en un polo de desarrollo aprovechando las condiciones geográficas, geopolítica, y la oportunidad histórica que le brinda el contexto. Solo hace falta que su clase dirigente cambie de mentalidad. En nuestras manos está el cambio. Dios querrá que este sueño se haga realidad. (Yacuiba 27/11/17).

POST SCRIPTUM: Muy importante. Con objeto de evitar efectos y perjuicios ulteriores a terceros, cuartos y quintos, quiero dejar claramente establecido que ésta es una opinión estricta y literalmente personal, personalísima, intimísima, y exclusivísima. No representa la posición institucional de ninguna entidad estatal, como tampoco de ninguna organización corporativa, ni de ninguna otro tipo organización o grupo de personas, ni siquiera de mi familia, por lo que hago conocer a las censores oficiosos, acosadores, extorsionadores, chantajistas y persecutores políticos que la posición de ésta y todas las columnas (incluyendo las anteriores), publicaciones en mi blogs personal, cuentas de redes sociales, declaraciones a los medios de comunicación, y conversación entre mis amigos, conocidos, compañeros de trabajo y otras personas, es responsabilidad única, exclusiva y rigurosamente mía. Solo mía.
Hago esta aclaración ante el permanente y constante acoso del que son objetos personas que tienen relación directa e indirecta con el suscrito.

Quiero recordarles que el gran Napoleón Bonaparte les reveló muchas veces a sus generales, que temía más a la pluma de los escritores, que a los cañones de los enemigos. (Esteban Farfán Romero).